Condado

El retiro dorado del 'Rey Salomón' del siglo XXI

  • Francisco Vera, juez de Paz de Chucena desde hace más de 40 años, dejará de ejercer después de más de media vida al servicio de su pueblo

Francisco Vera, junto a su esposa, leyendo una revista en el salón de su casa en Chucena. Francisco Vera, junto a su esposa, leyendo una revista en el salón de su casa en Chucena.

Francisco Vera, junto a su esposa, leyendo una revista en el salón de su casa en Chucena. / A. V. (Huelva)

Como “un hombre sensato, bueno y justo”, así valoran los vecinos de Chucena a Francisco Vera. Un juez de paz que lleva en el cargo desde 1977 y que este año colgará su toga después de más de media vida mediando en conflictos de distinta índole: “Llevo 42 años trabajando, casi 43, porque empecé en 1977 y tengo 83”. Antes de ello “había sido agricultor” y considera que su nombramiento fue “totalmente casual”.

“Yo no tenía ninguna experiencia ni formación. Antes el alcalde era el que llamaba a la gente que consideraba que era válida y se reunía con ellos para ver quién podía ser el juez del pueblo. A mí me llamaron con otras personas, yo entendía que al ser el menor (tenía 42 años) no me iba a elegir. De todas formas, todos nos negamos porque no queríamos serlo, pero la mujer del alcalde era familia de mi mujer y se valió de eso para designarme. Él le envió mi nombre al poder judicial sin que yo supiera nada, pero un amigo me dijo que ya habían mandado mi nombre al poder judicial para mi nombramiento. Entonces fui a hablar con el alcalde y me convenció. Me llegó la carta que me dijo que tenía que presentarme en La Palma, y desde entonces aquí estoy”, indica.

Ante su desconocimiento del tema jurídico, Francisco Vera fue aprendiendo y estudiando la legislación para poder mediar en los conflictos entre sus convecinos: “Enseguida busqué asesores muy buenos en La Palma, dos amigos míos, que trabajaban en el Juzgado de Primera Instancia, que era el que había por entonces”.

Eso sí, con el paso del tiempo y la evolución del sistema judicial han ido cambiando las competencias de Francisco Vera en el juzgado de Chucena: “Cuando empecé tenía la competencia de lo penal, teníamos juicios y ya no tenemos esa competencia, ahora solo nos encargamos de lo civil”. Por eso explica que estos últimos años “han sido diferentes, hemos estado más tranquilos. Hemos tenido que firmar las partidas de nacimiento, los matrimonios y cuatro cosillas más, y los juicios de conciliación”.

Francisco Vera recibe la medalla de la provincia de manos de Ignacio Caraballo. Francisco Vera recibe la medalla de la provincia de manos de Ignacio Caraballo.

Francisco Vera recibe la medalla de la provincia de manos de Ignacio Caraballo. / Alberto Domínguez (Huelva)

Vera dejará de ser juez de Chucena con un buen recuerdo: “He atendido muchas cosas, pero la verdad es que la gente ha sido buena conmigo, son muy cariñosos y me quieren mucho. No he tenido inconvenientes”.

A pesar de ello, hay algunos casos que se han quedado grabados en su memoria: “Me acuerdo de los accidentes graves de muchachos jóvenes, gente que se ha electrocutado en un poste, gente que poniendo toldos se han clavado una tijera en el corazón...”. A Francisco le resta poco tiempo en su cargo y explica que “ya estoy a la espera de que venga la jueza nueva. Me voy porque no estoy bueno de las piernas, me cuesta mucho trabajo andar e ir a cualquier sitio, no me voy porque quiero. Yo hubiera firmado mi licencia de sepultura también en el juzgado”.

De su vida pública y de la continuidad que ha tenido en el cargo con todos los alcaldes cuenta que “me he llevado muy bien con todos, puedo decir que son íntimos amigos todos ellos”. Tan buena ha sido la relación de Francisco Vera con todos los poderes con los que ha tratado, que en el pasado año fue el elegido para recoger la medalla de la provincia que le fue concedida a los juzgados de Paz de los pueblos de Huelva, incluso la nueva plaza de la calle Antonio Machado de Chucena llevará su nombre. Su último mensaje a sus vecinos antes de marcharse es que “tengan respeto a la nueva jueza porque los jueces necesitan el respeto y el cariño de los vecinos”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios