Provincia

Sin tregua ni rastro en la búsqueda de los dos hombres desaparecidos

  • Las fuerzas de seguridad suman un día más de rastreo por los alrededores de La Antilla y Riotinto

Búsqueda de Lorenzo en un pantano cercano a Riotinto. Búsqueda de Lorenzo en un pantano cercano a Riotinto.

Búsqueda de Lorenzo en un pantano cercano a Riotinto. / Javier Monterroso (Huelva)

Un día más sin noticias, pero sin descanso. Las fuerzas de seguridad se afanan en la búsqueda de las dos personas desparecidas en la provincia de Huelva desde el pasado fin de semana. Un amplio dispositivo con más de un centenar de efectivos peinan las zonas en las que sospechan que puedan estar o bien encontrar alguna pista para localizar a Kiko y a Lorenzo, los desaparecidos en La Antilla y La Dehesa de Riotinto.

El hombre desaparecido en La Antilla tiene 70 años y padece alzehimer, por lo que su familia teme que su vulnerabilidad haya sido aprovechada. Durante la jornada del pasado martes pegaron casi 300 carteles con su fotografía y con su descripción física y la de la ropa que vestía ‘Kiko’ en el momento de su desaparición: 70 años, más bien bajo (entre 1,65 y 1,75 cm), de complexión fuerte, fibroso, con bigote, pelo canoso, con camiseta negra y gorra del mismo color, pantalón vaquero corto y gafas. Lo único que llevaba en los bolsillos, afirma su cuñada, es un viejo carnet de conducir y diez euros.

La Guardia Civil mantiene activo el operativo para intentar localizar a esta persona con el apoyo de vehículos motorizados, además de agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza –Seprona- con el apoyo de motocicletas, perros del Servicio Cinológico y un helicóptero de la Benemérita.Además, cuentan con el respaldo de voluntarios.

La triste historia se repite en el otro extremo de la provincia. Nada se sabe de Lorenzo a punto de cumplirse una semana desde que fuera visto por última vez por un familiar. Al dispositivo de búsqueda se sumó ayer el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) para rastrear los embalses que se encuentran en las inmediaciones de La Dehesa, núcleo de Minas de Riotinto donde residía el desaparecido.

La última vez que se vio a Lorenzo fue el pasado miércoles casi de madrugada y vestía un pantalón vaquero y una camisa azul. Solía dar paseos nocturnos y no llevaba móvil, por lo que todo el operativo se está centrando en la exploración de su entorno natural. Las fuerzas de seguridad no descansan, aunque con el paso de las horas la incertidumbre es cada vez mayor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios