Provincia

Un total de 139 propietarios de 329 fincas de castañar solicitan ayudas por las pérdidas por la borrasca

  • Los ayuntamientos de las 16 localidades afectadas elevan a la Delegación de Agricultura los daños sufridos el pasado 20 de octubre

Plantación de castaños en el norte de la provincia de Huelva. Plantación de castaños en el norte de la provincia de Huelva.

Plantación de castaños en el norte de la provincia de Huelva. / M. G. (Huelva)

Un total de 139 propietarios de fincas de castañar de la sierra de Huelva -de Aracena, Castaño del Robledo, Fuenteheridos, Galaroza, Los Marines y Santa Ana la Real- han solicitado ayudas a la Junta de Andalucía por las pérdidas sufridas en 329 fincas tras el paso de la borrasca 'Bárbara' el pasado 20 de octubre, que afectó "gravemente" al arbolado y a la cosecha.

El alcalde de Fuenteheridos, José Luis Pérez Tapias, ha indicado que, tras la petición de estas ayudas por parte de los municipios serranos que cuentan con castañar, los ayuntamientos de la zona se reunieron telemáticamente con la Delegación de Agricultura en Huelva, desde donde se solicitaron los datos de los afectados para tratar de buscar una línea de ayudas. En este punto, los consistorios han recopilado y elevado todos los datos a la Junta y se encuentran a la espera de saber qué tipo de ayuda se puede habilitar para el sector. Asimismo, Pérez Tapias ha recordado que han presentado la solicitud de zona catastrófica a la Subdelegación del Gobierno en Huelva para que se tramite la misma, aunque esta es "una tramitación larga y compleja".

El castañar del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche ocupa entre 4.700 y 5.000 hectáreas, repartidas principalmente por 16 municipios: Alájar, Almonaster la Real, Aracena, Aroche, Castaño del Robledo, Cortegana, Cortelazor, Fuenteheridos, Galaroza, Jabugo, Linares de la Sierra, Los Marines, La Nava, Puerto Moral y Valdelarco. La suma supone una población de alrededor de 270.000 castaños. La edad media de estos árboles está entre 350 y 400 años, aunque algunos ejemplares se acercan o superan el milenio.

Tras la borrasca, desde el Ayuntamiento de Fuenteheridos indicaron que los vientos huracanados que produjo la tormenta destrozaron "muchos árboles" del castañar, que en el municipio cuenta con 500 hectáreas, así como que esto iba a tener un impacto medioambiental "importante" y una afección en la campaña tardía de la castaña.

En este sentido, Pérez Tapias apuntó que en ese momento la campaña estaba a punto de comenzar y que esta situación iba a generar "un impacto muy grave en el empleo en toda la comarca" ya que si la castaña hubiera estado recogida "el daño hubiera sido solo medioambiental". De este modo, subrayó que "la mayoría" de los municipios castañeros se vieron afectados, por lo que el impacto en el empleo iba a ser "importante", motivo por el que también se iba a solicitar que se disminuyera el número de peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario para los trabajadores de la castaña.

Cabe recordar que también la Asociación de Empresarios, Comerciantes y Autónomos de Galaroza anunció que iba a solicitar compensaciones económicas ante lo que consideran como "graves daños al arbolado y a la cosecha" del castañar tras el paso de la borrasca Bárbara y presentaron un escrito ante el Ayuntamiento pidiendo también la declaración de zona catastrófica.

Así, desde la asociación afirmaron que "numerosas propiedades" se vieron negativamente afectadas por "la virulencia de los vientos" de este fenómeno meteorológico, al tiempo que manifestaron su "honda preocupación" por el estado en que quedó el arbolado, "con árboles centenarios arrancados por pie, infinidad de ramas cortadas, pendones caídos, troncos pelados o tronchados y otras consecuencias que afectan al medio ambiente" y a su modo de vida.

Entre las sugerencias que realizaron se encontraban realizar un análisis de los daños producidos en las fincas y propiedades, incluyendo el daño ambiental, los kilos de fruto perdido, así como jornales necesarios para revertir en parte la situación; elaborar un censo de propietarios afectados, con propietarios o gestores de las fincas interesados en participar en esta petición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios