Punta Umbría

Las obras de la nueva Jefatura de la Policía Local concluirán dentro de un mes

  • El proyecto se encuentra en este momento al 85% de su ejecución, según el Ayuntamiento

La comitiva municipal, en la visita a las nuevas instalaciones. La comitiva municipal, en la visita a las nuevas instalaciones.

La comitiva municipal, en la visita a las nuevas instalaciones. / H. Información (Punta Umbría)

Las obras de la nueva Jefatura de la Policía Local de Punta Umbría, que se están llevando a cabo en la planta baja del edificio Galeón, estarán listas dentro de un mes. Así lo avanzó ayer la alcaldesa de la localidad, Aurora Águedo, quien visitó ayer las actuaciones acompañada por el jefe de la Policía Local, Antonio Garrido, y el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Andrés Franco. Águedo explicó al respecto que las obras "se encuentran en estos momentos al 85% de su ejecución".

Las actuaciones comenzaron en septiembre y fueron adjudicadas a la empresa Bemadiel por un importe de 411.162,04 euros y con un plazo de ejecución de cinco meses.

Aurora Águedo recordó que "queda muy poco tiempo para dar respuesta a una reivindicación histórica del cuerpo de la Policía Local puntaumbrieña que, siendo uno de los más numerosos de la provincia, no tenía unas instalaciones en condiciones". La alcaldesa insiste en que "estas nuevas instalaciones mejorarán aun más el servicio que se ofrece al ciudadano por parte de los agentes".

Por su parte, el subinspector jefe de la Policía Local señaló que "viendo como está quedando la obra, Punta Umbría va a ser referente en la provincia por su Jefatura policial".

La propia alcaldesa refirió que "para ofrecer un servicio público digno y de calidad y mejorar las funciones, el diseño fue acordado con los propios policías y atiende a sus necesidades".

La nueva Jefatura ocupará un espacio de 729,29 metros cuadrados en la planta baja del edificio Galeón, con un acceso independiente al resto de dependencias municipales. Tendrá entrada para el público por la avenida de la Marina, en su esquina con calle Ánfora, y un acceso de servicio por la calle Ánfora, exclusivo para el personal.

Tendrá cuatro niveles de intimidad. Un primero, con zona de atención al público, sala de espera y mostrador. Una zona de control de accesos dará paso al segundo nivel, con un distribuidor interior en el que estarán los despachos de los mandos policiales, el centro de control de emergencias y la recogida de denuncias. El tercer nivel lo componen un área administrativa con zona de archivos, aula de formación, armeros, aseo y despachos de mandos intermedios.

En el cuarto nivel se encontrarán los vestuarios, separados por sexos, con taquillas, baños y duchas. En esta zona más privada estará igualmente la sala de material intervenido, la sala de descanso y un espacio para detenidos con una celda, control de acceso e identificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios