w aljaraque

El limpiador detenido por abusos fue condenado por tráfico de estupefacientes

  • Fue sentenciado a un año de cárcel que no cumplió por no tener antecedentes y al pago de una multa de apenas 60 euros

Una madre acompaña a su hija a la entrada del colegio El Puntal. Una madre acompaña a su hija a la entrada del colegio El Puntal.

Una madre acompaña a su hija a la entrada del colegio El Puntal. / alberto domínguez

Comentarios 1

El limpiador detenido el pasado día 9 de noviembre acusado de un presunto delito de abusos continuados a menores y que permanece en prisión incondicional sin fianza por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva que se ha hecho cargo de las investigaciones del caso, tiene una condena pendiente desde el año 2013 por un presunto delito de tráfico de estupefacientes a pequeña escala.

Según ha podido conocer Huelva Información de fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la condena "le fue impuesta en el año 2013 y fue algo superior al año de prisión y al pago de apenas 60 euros de multa, por lo que presumiblemente se trate de un delito de tráfico de drogas a pequeña escala, sin demasiada importancia". Dado que la pena no fue superior a los dos años, la costumbre judicial aplicable en este caso es "que si no tiene antecedentes previos -que no los tenía- y si no persiste en la comisión de delito alguno durante un periodo de tres años, al cabo de los mismos, se le considera cumplida la pena, pero la condena permanece como antecedente judicial, una condena por un delito contra la salud pública" que las mismas fuentes quisieron dejar claro que "no tiene absolutamente nada que ver con los delitos enjuiciados ahora".

Sobre los mismos, fuentes del TSJA aclararon que la comunicación remitida sobre que "la causa sigue secreta y se continúan investigando hechos que podrían implicar presuntos nuevos delitos", se refería a "delitos colindantes, de similar naturaleza a los cometidos presuntamente ahora" y no al hecho de que hubiera más víctimas de los mismos, un número que tampoco quisieron concretar debido a la naturaleza secreta de las investigaciones que todavía permanecen abiertas.

Precisamente éstas fueron las que determinaron el cambio de la decisión del juzgado de guardia. Primero, tan pronto como fue puesto a su disposición el detenido, identificado por el TSJA como J. L. E., se decidió dejarlo en libertad con cargos y con la única obligación de no poder acercarse al colegio El Puntal. Posteriormente ingresó en prisión después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva se hiciera cargo del mismo. Las pruebas que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía han aportado a la investigación, han resultado claves a la hora de determinar su ingreso en la prisión de Huelva.

Las investigaciones del caso comenzaron después de conocer las denuncias de cinco familias de niñas de seis años de edad que relataron que, durante las horas de comedor, una persona les había sometido a tocamientos en sus partes íntimas. Tras una visita al colegio y después de reunir las pruebas contra el limpiador del centro, se procedió a la detención del mismo acusado de un delito continuado de abusos a menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios