Provincia

La juez deja en libertad con cargos al hombre atrincherado en una casa de Villalba

  • Se le investiga por los delitos de amenazas y de tenencia ilícita de armas

  • Tendrá que comparecer en el juzgado periódicamente hasta que se celebre el juicio

Vivienda en la que se atrincheró el investigado el domingo 1 de septiembre. Vivienda en la que se atrincheró el investigado el domingo 1 de septiembre.

Vivienda en la que se atrincheró el investigado el domingo 1 de septiembre. / Efe (Villalba del Alcor)

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de La Palma del Condado, María de los Ángeles García, ha dejado en libertad con cargos al hombre que el pasado domingo se atrincheró, escopeta en mano, en una casa de Villalba del Alcor después de que hubiera amenazado con el arma a unos vendimiadores en el transcurso de una discusión por una linde agrícola.

La juez atribuye inicialmente al investigado los delitos de amenazas y tenencia ilícita de armas. Este individuo, aunque se ha acordado su puesta en libertad provisional, tendrá que comparecer obligatoriamente en el juzgado periódicamente, tal y como precisó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a los medios de comunicación.

Este hombre permanecerá en libertad pero bajo control judicial hasta que finalice la instrucción y se celebre la vista oral en la que será juzgado.

Imagen del momento de la detención del atrincherado de Villalba. Imagen del momento de la detención del atrincherado de Villalba.

Imagen del momento de la detención del atrincherado de Villalba. / H. Información (Villalba del Alcor)

Los hechos ocurrieron en la mañana del domingo. Todo comenzó con una acalorada disputa entre varios vendimiadores que trabajaban en terrenos de cultivo donde proliferan las vides. El motivo de la trifulca estaba relacionado con los límites de estas propiedades. Y el investigado, al parecer, llegó a amenazar con el arma de fuego a varios de ellos.

Estos, al ver la actitud del imputado, decidieron dar traslado de lo sucedido a la Guardia Civil. Los agentes de la Benemérita acudieron rápidamente al lugar indicado para comprobar lo que había ocurrido. Y fue en ese momento cuando este hombre supuestamente los amenazó y se atrincheró en su casa. Continuaba armado. Permaneció en el inmueble durante varias horas.

Como consecuencia de este incidente, el Instituto Armado se vio obligado a cortar la carretera que llevaba a la finca a lo largo de unos 300 metros. Los agentes especializados mantuvieron una ardua negociación con el investigado para que depusiera su actitud, parapetados detrás de un montículo de piedras y pertrechados con prismáticos y armas largas.

Tres horas después, cerca de las 16:30, consiguieron entrar en la casa de Villalba y detenerlo. En la mañana de ayer fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que acordó las medidas señaladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios