lepe

El juzgado polaco impide declarar al padre del menor que se llevó la madre

  • Debía prestar declaración ayer por videoconferencia, ya que carecede recursos para desplazarse hasta Polonia

Davy Thompson con su madre en los juzgados de Ayamonte. Davy Thompson con su madre en los juzgados de Ayamonte.

Davy Thompson con su madre en los juzgados de Ayamonte. / j. landero

El juzgado de la ciudad polaca de Kutno que debe resolver si el niño de 6 años presuntamente sustraído por su madre y trasladado a Polonia a finales del pasado mes de mayo debe regresar con su padre a Lepe, o finalmente quedarse en el país natal de su progenitora, no permitió ayer a Davy Thompson, padre del menor, declarar a través de videoconferencia por motivos que éste aún desconoce, durante la vista celebrada en dicha ciudad polaca por dicho caso.

Así lo manifestó ayer el propio Davy Thompson a Huelva Información, añadiendo que los motivos por los que no se le dejó declarar los sabrá en los próximos días, cuando se le remita desde Polonia un CD con la documentación sobre lo sucedido en dicho juicio.

Thompson ha explicado que había sido citado a las nueve de la mañana en el juzgado de Ayamonte que lleva su caso para declarar a través de videoconferencia, ya que asegura no contar con suficientes medios económicos como para viajar personalmente a dicho país, y que una vez allí en compañía de su abogado, y de una ciudadana polaca que iba a testificar a su favor, "nada había preparado en el juzgado de Ayamonte, por lo que tuvo que ponerse a hacer todas las gestiones mi testigo polaca, porque no teníamos ni intérprete".

En este sentido ha relatado que tuvo que ser ella la que se puso en contacto telefónico con el tribunal polaco, que finalmente denegó su comparecencia a través de videoconferencia "sin dar ninguna explicación precisa".

Unos hechos por los que este ciudadano británico, de madre española y afincado desde hace bastantes años en La Antilla, mostró ayer su "total indignación". Por una parte, prosiguió, porque el tribunal polaco no ha tenido en cuenta su versión de unos hechos que considera un "secuestro", y por otra porque fuese su testigo quien tuvo que realizar todas las gestiones, así como de intérprete improvisada, con el juzgado de Kutno.

Por otra parte, Thompson ha asegurado no dar crédito al contenido de parte de la conversación mantenida entre su testigo y su abogada en Polonia, la cual fue designada de oficio y a la que "ni conozco no sabe español", la cual les comunicó que tiene en Polonia una "orden de alejamiento" de su hijo.

Según la denuncia presentada por Thompson el pasado mes de mayo, su expareja y madre de su hijo no se presentó en el punto acordado -una vivienda del puerto de El Terrón-, para la entrega del niño después de pasar con él un fin de semana. En dicho punto debía ser entregado y recogido cada 15 días el niño. Según el acuerdo de divorcio al que previamente habían llegado ambos progenitores una amiga común que vive en dicho punto era la encargada de recepcionar al pequeño cada dos fines de semana.

A principios del pasado mes de junio el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ayamonte emitió un requerimiento, mediante Comisión Rogatoria, para que las autoridades polacas localizasen al menor de seis años, y a su madre.

En dicho requerimiento judicial se solicitó que, una vez localizada, fuese conducida ante la autoridad judicial competente en dicho país para prestar declaración "en calidad de investigada", pudiendo la justicia polaca adoptar las medidas cautelares "que estimen oportunas en aras de salvaguardar el interés y la integridad del menor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios