SOLIDARIDAD

Una fundación que crea oportunidades

  • Promovida por el sacerdote Diego Suárez promociona el bienestar de la infancia, adolescencia y juventud en exclusión

  • El ámbito de actuación es España, México, Argentina, Ucrania y Camerún

Un momento de la presentación celebrada ayer en el salón de la Caja Rural del Sur. Un momento de la presentación celebrada ayer en el salón de la Caja Rural del Sur.

Un momento de la presentación celebrada ayer en el salón de la Caja Rural del Sur. / canterla

La Fundación Padre Diego Suárez Mora nace para dar continuidad a los proyectos solidarios que ya se vienen ofreciendo desde Gibraleón con el objetivo de atender y promover el bienestar de la infancia, adolescencia y juventud en exclusión, así como facilitar el acceso a la educación a personas marginas.

Una fundación que se presentó ayer en el salón de actos de la Caja Rural del Sur en Huelva coincidiendo con los cincuenta años de sacerdocio de Diego Suárez. El deseo es que se perpetúe y se agrande con el tiempo. Una fundación que nace en el amor a Dios.

El padre Diego Suárez Mora subraya, ahora que cumple sus bodas de oro sacerdotales, que "tuve la suerte de enamorarme de Jesús de Nazaret y decidí darle mi vida entera hasta volverme loco por Él y morir como los caballos en plena carrera y disfrutar dando hasta el último aliento". Es de los que creen que "las riquezas materiales son para repartirlas. Hay muchos heridos y hacen falta muchos samaritanos. Hay muchos pobres que hay que hacerlos bienaventurados".

Piensa el sacerdote olontense que "hay muchas personas a las que dar de comer, de beber y hacerlas felices. Y como llevo toda mi vida al lado del Señor, me gustaría seguir eternamente sirviéndole en el necesitado, creando esta Fundación y dando gracias por 50 años de entrega a Él". Respecto a los fines de la fundación explica que son "poner en práctica las bienaventuranzas de Jesús y hacer al hombre y a la mujer bienaventurados y dichosos; aplicar la parábola del buen samaritano, ayudando a nuestros prójimos más necesitados a través del amor de Dios; y ofrecer un desarrollo integral a jóvenes con carencias afectivas y emocionales que conviven en situaciones de precariedad y sufrimiento".

La fundación tiene un ámbito de actuación en el que no solo se incluye España sino México, Argentina, Camerún y Ucrania. El objetivo es atender y promocionar el bienestar de la infancia, adolescencia y juventud en exclusión social aportando los recursos necesarios para un pleno desarrollo físico, psíquico y social.

Esto se conseguirá con acciones de mecenazgo para sufragar estudios universitarios a jóvenes con talento. Creación de recursos residenciales educativos para jóvenes en exclusión. Además de actividades formativas destinadas al desarrollo de competencias sociales y laborales.

Desde la fundación se propone ver el rostro de Jesús en los más pobres y humildes. Así se pretende evangelizar a través de la caridad evangélica, ofrecer fraternidad y misericordia al abandonado. Aplicar la parábola del buen samaritano, ayudando al prójimo que son los más necesitados a través del amor de Dios, ofreciendo la Fundacioón como un recurso de interés general para las personas vulnerables.

Su atención estará dirigida preferentemente a los estudiantes con talento y sin recursos económicos. A jóvenes con carencias afectivas y emocionales. Así como a menores desesparados en situación de exclusión social.

El acto contó con la presentación del periodista Norberto Javier, así como la intervención de José Luis García Palacios, presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, que tuvo unas palabras dedicadas a Diego Suárez.

En el transcurso del acto de presentación se emitió un vídeo sobre la Fundación y asistieron el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz Santana; Lourdes Palanco, alcaldesa de Gibraleón; y Manuel Ceada Losa, delegado territorial de Conocimiento y empleo en Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios