Crimen de Almonte La defensa afirma que todo estaba abocado a ratificar las sentencias

  • Rivera Zarandieta asegura que otra apelación “es una temeridad” y dificultará la investigación para dar con el culpable

Juan Ángel Rivera Zarandieta, abogado de F.J.M., (absuelto del asesinato de un padre y de su hija, que fueron acuchillados en su vivienda de Almonte en 2013), se pronunciaron ayer sobre la ratificación de la absolución por parte del Tribunal Supremo para su cliente. Así, ha destacado que confiaban en esta resolución puesto que “todo estaba abocado a que el único pronunciamiento fuera la ratificación de la absolución”. En declaraciones a Europa Press, Rivera Zarandieta ha remarcado que han afrontado todo este periodo de deliberación con “tranquilidad” pero con la incertidumbre propia de estar esperando la deliberación de un tribunal.

Respecto al propio F.J.M. y su familia, ha asegurado que están “tranquilos” y que amigos y vecinos se han acercado al domicilio para felicitarles por el fallo y seguramente sean más los que se acerquen de manera espontánea a lo largo del día. No obstante, ha apuntado que quieren ser respetuosos con la familia de los fallecidos, ya que esto “no es una victoria contra las víctimas sino contra la falta de profesionalidad de los investigadores” de este caso.

En esta misma línea, el letrado ha afirmado que aún no había tenido tiempo de leer en profundidad el fallo, incidiendo en que el alto tribunal “no podía desatender lo que pasó en el juicio”. Por ello, cuestionado por si cree que la acusación particular intentará abrir cualquier otra vía para conseguir la repetición del juicio, Rivera Zarandieta ha subrayado que tanto el recurso de casación como de apelación pueden considerarse “una temeridad” y ha dudado de que lo mejor sea “seguir embarbascando esto” puesto que, a su parecer, lo que hace es “dificultar” una investigación para que se encuentre “al verdadero autor de tales de crímenes”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios