pesca

Los chirleros ofrecen sus barcos a la Junta para realizar más muestreos

  • Los últimos informes científicos confirman la recuperación "lenta pero progresiva" del caladero

  • Se registran ejemplares de talla comercial pero no los suficientes para volver a las capturas

Concentración de familiares de los pescadores en la mañana de ayer en Sevilla mientras se celebraba la reunión. Concentración de familiares de los pescadores en la mañana de ayer en Sevilla mientras se celebraba la reunión.

Concentración de familiares de los pescadores en la mañana de ayer en Sevilla mientras se celebraba la reunión. / m. g.

El grupo técnico de gestión de la pesquería de la chirla, constituido por representantes de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y del sector, se reunió en Sevilla para abordar la evolución del caladero del Golfo de Cádiz. En el encuentro, la Junta se comprometió a realizar un mayor muestreo en el caladero, mientras que el sector, por su parte, ofreció más colaboración en lo que se refiere a poner a disposición embarcaciones y personal para llevar a cabo este seguimiento. Durante el encuentro, al que han asistido también científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO), se informó de los resultados de los últimos informes científicos, que constatan "la recuperación lenta pero progresiva del caladero".

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez, que presidió el encuentro, señaló que, aunque los datos "impiden una apertura inmediata de la zona de pesca, sí es cierto que hay indicadores que confirman que hay una buena población de ejemplares de chirla, aunque de momento no han alcanzado la talla comercial" (25 milímetros). De este modo, los representantes de la Consejería compartieron el ánimo del sector de que "lo antes posible se pueda salir a faenar", pero han insistido en que para dar este paso debe haber garantías, por lo que habrá que esperar a que los informes científicos aporten resultados que hagan viable la actividad.

El viceconsejero emplazó a los representantes del sector a reunirse de nuevo a principios de julio para seguir analizando los datos y estudiar las diferentes demandas de las cofradías y asociaciones sobre diferentes modelos de gestión de la pesquería.

Rafael Núñez, armador de Punta Umbría que estuvo presente en el encuentro, destacó el buen clima durante esta reunión, en la que ambas partes intercambiaron opiniones y valoraciones. Núñez destacó el acuerdo para realizar más muestreos y seguimiento al caladero, el cual presenta "buenas condiciones", de manera que, a su juicio, es necesario que los biólogos obtengan más datos para constatar este extremo.

Por su parte, el sector de Punta Umbría e Isla Cristina, fundamentalmente, se concentró a las puertas de la Consejería durante este encuentro, en el que el sector ha reivindicado la reducción en un milímetro de la talla de la chirla, una tara diaria, así como un horario de entrada y salida de las embarcaciones. Tras dejar claro que armadores y marineros son "los primeros interesados" en la sostenibilidad del caladero, reiteró la importancia de que se realicen los muestreos y se cuente con datos que permitan cuanto antes la reapertura del caladero. Finalmente, apuntó que el contenido del encuentro se analizará en los distintos puertos y ha destacado la importancia de mantener más reuniones con la Administración para alcanzar un acuerdo. "El sector tiene buena voluntad y tenemos entre todos que llegar a un consenso", conluyó con la importancia que tiene en su opinión la puesta en marcha de un plan de gestión que dé sostenibilidad a esta pesquería.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural convocó una línea de ayudas dotada con 1,8 millones de euros este año para compensar al sector por el cierre del caladero, una orden que se ha trabajado y consensuado con el sector. Tras su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado 26 de abril, el plazo de solicitud permaneció abierto hasta el pasado 11 de mayo. Sólo 18 días después, el 29 de ese mismo mes, se publicó el requerimiento de subsanación de errores de las peticiones presentadas. La orden de incentivos contempla, en concreto, una cantidad fija por buque y mes natural completo, determinada en función del número de tripulantes enrolados en la embarcación a fecha de 2 de octubre del año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios