galaroza

Los cachoneros perpetúan la tradicional fiesta de Los Jarritos

Comentarios 0

La localidad serrana de Galaroza, concretamente en los alrededores de la fuente de los Doce Caños, acogió ayer la fiesta de Los Jarritos, una de las celebraciones más singulares y entrañables de Andalucía, y en la que el agua es la principal protagonista.

Junto a su aspecto lúdico y festivo, el acontecimiento mantiene elementos culturales y etnológicos muy acentuados, además de encerrar un arraigado sentimiento de todo el pueblo hacia el agua.

La fuente de los Doce Caños ha vuelto a ser el centro de la gran mojada

El agua volvió a adquirir un carácter "imprescindible" dado la importancia de la naturaleza y el sinfín de manantiales y fuentes de la localidad.

Se trata de una fiesta que se remonta al siglo XIX, e incluso alguna leyenda la sitúa antes, Uno de los retos del Ayuntamiento es recuperar el uso de los tradicionales piporros o búcaros porque con el tiempo es más frecuente ver cubos u otros objetos de plástico para la mojada que disfrutan cachoneros y visitantes.

Desde primeras horas del día, los jóvenes salen a mojar a todo el mundo, para concentrarse posteriormente en Los Álamos, al lado de la fuente. Allí continuará la fiesta hasta primeras horas de la tarde, para continuarla posteriormente, ya de forma mucho más relajada, en los frondosos campos que rodean la población.

La fiesta conmemora el paso de los alfareros extremeños por Galaroza camino de la romería de La Peña de Arias Montano, que se celebra dos días después.

En ese momento en que los de Salvatierra de los Barros pasaban por el pueblo serrano, los vecinos aprovechaban para aprovisionarse de cacharros que iban a probar a la Fuente de Doce Caños, comenzando la fiesta entre bromas y situaciones de complicidad; desde entonces han pasado más de cien años, tiempo en el que los cachoneros han sabido mantener la tradición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios