Lepe

Los alojados en el estadio se reducen a 29 tras el incendio de las chabolas

  • Solo permanece en las instalaciones la quinta parte de los 145 damnificados que se refugiaron allí inicialmente

  • El Ayuntamiento dice que “no hay fecha” para desalojarlos

Los 29 inmigrantes esperan una alternativa a su situación actual. Los 29 inmigrantes esperan una alternativa a su situación actual.

Los 29 inmigrantes esperan una alternativa a su situación actual. / Jordi Landero (Lepe)

El número de personas alojadas en el estadio de fútbol Ciudad de Lepe desde el incendio que el pasado 14 de octubre arrasó el campamento chabolista en el que vivían ha descendido durante los primeros días de esta semana a 29, una cifra muy inferior a los 145 iniciales (la quinta parte), pero también a los 68 de la semana pasada y a los 32 del pasado domingo, después de que el Ayuntamiento de la localidad decidiera a última hora de la tarde dar por concluido definitivamente el Plan de Emergencia puesto en marcha la misma noche del incendio, según revelaron a Huelva Información fuentes cercanas a dicho operativo.

Una decisión que, según esas mismas fuentes, implicó el cierre de dicho recinto deportivo, que pese a la incertidumbre inicial no fue finalmente desalojado durante el fin de semana, aunque a las personas que seguían pernoctando en el mismo, y que voluntariamente decidían salir al exterior, ya no se les permitía de nuevo la entrada.

Mientras tanto, el Consistorio lepero, de la mano de otras administraciones y agentes sociales, prosigue intentando buscar una solución lo más personalizada posible a cada afectado por el incendio de hace ya 21 días. Así lo indicaron ayer fuentes municipales, que precisaron que el campo de fútbol seguirá de momento cumpliendo esta función, por lo que "no hay fecha" para desalojar a las 29 personas que hasta ayer permanecían en su interior.

El Consistorio, como recordaron ayer dichas fuentes, continúa en la labor de buscar a estas personas una alternativa habitacional, pero remarca la casuística tan compleja y variada que existe, puesto que hay personas con su situación regularizada y otros que no. De ahí, la dificultad para abordar las distintas coyunturas.

Así las cosas, el Ayuntamiento emprendió una ronda de contactos con empresarios agrícolas, los cuales han ofrecido empleo y vivienda a los que tenían su situación regularizada, así como con administraciones, ayuntamientos de la zona e incluso con el Defensor del Pueblo Andaluz.

Inmigrantes junto al estadio municipal lepero. Inmigrantes junto al estadio municipal lepero.

Inmigrantes junto al estadio municipal lepero. / Jordi Landero (Lepe)

El alcalde de Lepe, Juan Manuel González, siempre ha mantenido que es "una prioridad" que el problema del chabolismo se aborde como un asunto global, en cuya solución deben involucrarse tanto los ayuntamientos de los municipios en los que trabajan muchas de estas personas, así como la Junta de Andalucía, el Estado, los sectores económicos y las asociaciones y ONG.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Lepe se recuerda que trabaja desde hace años en la Agenda 2020 y en el Proyecto Lepe Hábitat, para poner fin al chabolismo ofreciendo facilidades y beneficios fiscales a los propietarios de las viviendas que las pongan en régimen de alquiler, así como a los propietarios de fincas que realicen obras de construcción de alojamiento para trabajadores.

Por su parte, el Colectivo de Trabajadores Africanos (CTA), actualmente en fase de constitución y surgido a raíz de estos hechos y "por la pasividad general de las ONG como una alternativa verdadera para reclamar sus derechos", ha organizado en los últimos días una "movilización y resistencia" que congregó entre el sábado y el domingo a más de medio centenar de personas a las puertas del estadio de fútbol lepero con el fin de "evitar su desalojo".

La situación de los 29 inmigrantes es de absoluto desamparo. La situación de los 29 inmigrantes es de absoluto desamparo.

La situación de los 29 inmigrantes es de absoluto desamparo. / Jordi Landero (Lepe)

Así lo señala a esta redacción uno de sus representantes, el maliense Lamine Diakite, quien añadió que la situación que vive el colectivo es "infrahumana" porque "nos quieren echar de aquí, obligándonos a dormir en la calle, porque solo nos quieren para trabajar, olvidándose de nuestra situación habitacional".

Finalmente, Antonio Abad, responsable de Asisti, que ha acompañado en los últimos días tanto a los que aún quedan en el interior del campo de fútbol como a quienes los apoyan desde fuera, indicó que tras una conversación entre un responsable municipal y los portavoces del CTA "se aclaró que se mantendría la posición" y que las personas que están dentro "no saldrán sin una alternativa, al menos temporal, de alojamiento".

Asimismo, precisó que "se sugirió una posible solución que, según nos comunican, se está gestionando"; así como que "se ha descartado la posibilidad de un desalojo por la fuerza", aunque el Ayuntamiento "mantiene la posición de que quien salga del campo no vuelve a entrar", lo que considera un "desalojo por desgaste". Abad concluyó que los que permanecen dentro "no se quedaran sin alimentos y, mientras decidan resistir, les apoyaremos desde fuera", al tiempo que destaca "la falta de sensibilización y apoyo de los colectivos sociales de la zona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios