el granado

La alcaldesa defiende la desafectación de las tierras por el "interés general"

  • La regidora asegura que en los terrenos de dominio público se ubicará un proyecto agrario para promover la creación de empleo en el municipio

Lola Herrera, alcaldesa. Lola Herrera, alcaldesa.

Lola Herrera, alcaldesa. / h. i.

Comentarios 1

La alcaldesa de El Granado, Lola Herrera, defendió ayer la desafectación de terrenos comunales en los que se va a desarrollar un proyecto agrario que "generará empleo en el municipio".

La regidora realizó estas declaraciones después de que un grupo de vecinos, entre ellos Manuel Bernardo Salamanca, haya solicitado al Ayuntamiento que dé marcha atrás, ya que los terrenos no están en desuso, el principal argumento esgrimido para llevar a cabo la desafectación.

Según Herrera, la puesta en marcha de la iniciativa agraria era una de las propuestas estrella del programa electoral del PSOE. Para hacer posible el proyecto se ha requerido la tramitación de una serie de expedientes administrativos en los que el Ayuntamiento se ha basado para su desarrollo.

La alcaldesa aseguró que todo el procedimiento se ha llevado a cabo de una manera pulcra e impecable y explicó que solo se ha desafectado una parte de los terrenos, en concreto 547 hectáreas de un total de 3.000, por lo que el resto puede continuar con los usos comunales.

La regidora sostuvo que se trata de unos terrenos de dominio público de los que en la actualidad solo se aprovechan muy pocas familias, mientras que con el proyecto agrario se beneficiará todo el pueblo por la generación de empleo directo e indirecto que conlleva, "un objetivo más que loable que persigue la Corporación, en el que prima el interés general por encima de los particulares".

"Puede haber opinión distintas, legítimas y aceptables, pero los intereses particulares no pueden estar por encima del interés general", puntualizó.

Herrera indicó que cuenta con el apoyo de muchos vecinos para que el proyecto salga adelante, "porque la gente quiere un cambio que genere riqueza para evitar la desploblación que los pueblos pequeños están sufriendo".

"Falta empleo que proporcione dignidad a los vecinos y éstos así nos lo han demandando, de ahí el respaldo recibido. Por eso es legítimo que pretendamos sacar al pueblo del estancamiento en que se encuentra a través del empleo, aprovechando el patrimonio que es de todos", indicó Herrera.

La alcaldesa resaltó que "se trata de una oportunidad que se brinda ahora y no podemos desaprovecharla", después de conseguir que las 547 hectáreas tengan la consideración de agrícolas de secano, en vez de forestales, lo que supone una revalorización de los terrenos.

La regidora afirmó que la opinión de unos pocos vecinos no es la generalidad y que no existe "ninguna guerra" sino una paz social en el municipio, "porque solo hay una persona que tiene un interés muy particular y pretende crear un conflicto inexistente".

"No nos desviaremos de nuestro propósito de mejorar la calidad de los vecinos que pasa por iniciativas de empleo" subrayó la alcaldesa, que insistió en que los terrenos "son de dominio público, es decir de titularidad municipal y no de los vecinos y la desafectación es un instrumento que tienen los ayuntamientos".

También detalló que la Junta de Andalucía no tiene que dar el visto bueno a la desafectación, porque es un bien municipal y quien decide es la Corporación, ya que además se ha cumplido escrupulosamente con la legalidad y nadie ha presentado alegaciones, al tiempo que negó que se haya llevado el tema con oscurantismo. Según la alcaldesa, la Ley de Autonomía de Andalucía derogó el artículo 6 de la Ley de Bienes y el trámite sobre la desafectación termina en el Ayuntamiento y así se produjo el pasado noviembre. La Junta fue informada del trámite pero se declaró incompetente por lo que el acto es firme y así se dio cuenta en el Pleno en diciembre, concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios