Provincia

Rociana tiene la séptima renta media más baja de España con 11.442 euros

  • l La temporalidad del empleo agrario es una de las causas, en un pueblo con una tasa media de paro de 19,86 en 2018, con casi 6.000 contratos temporalesfirmados frente a 104 indefinidos

Las calles de Rociana del Condado, el municipio que según los registros oficiales cuenta con la séptima renta media más baja de España. Las calles de Rociana del Condado, el municipio que según los registros oficiales cuenta con la séptima renta media más baja de España.

Las calles de Rociana del Condado, el municipio que según los registros oficiales cuenta con la séptima renta media más baja de España. / Alberto Domínguez (Huelva)

Las cifras hablan por sí solas. La renta media más baja de Huelva con 11.442 euros, la séptima más baja de España y la tercera si se trata de la comunidad autónoma andaluza corresponden al municipio de Rociana del Condado. En Andalucía, la localidad onubense es superada por Huesa (Jaén) con una renta media disponible de 10.966 euros, y Almáchar (Málaga) cuya renta media es de 11.428 euros, según los datos de la Agencia Tributaria –cuya última actualización es de 2017-- a los que ha accedido este diario.

En cuanto el ranking nacional por la cola le toman la delantera, además de Huesa y Almáchar (en el segundo y sexto lugar respectivamente), los municipios extremeños de Zahínos (en primer lugar y de la provincia de Badajoz), Puebla de Obando (en tercer lugar y también de Badajoz), Ahigal (en cuarto lugar y de Cáceres), y Fuenlabrada de los Montes (en quinto lugar y de Badajoz), datos que dejan en evidencia la situación económica rural de la comunidad.

Rociana contaba, además, con una tasa de paro en 2018 del 19,86 –algo más de un punto por debajo de la tasa en Andalucía en diciembre de 2018 que era de un 21,3 por ciento–, en una población de 7.751 habitantes.

Asimismo, según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía correspondientes al ejercicio 2018 consultados por Huelva Información, los contratos registrados en la localidad de carácter indefinido fueron 104, mientras que los de carácter temporal subieron exponencialmente a casi 6.000. Además, fueron contratados 1.587 personas extranjeras, que provenían en su mayor parte de Rumanía.

Precisamente la temporalidad del empleo agrario es una de las posibles causas que esgrime el alcalde de la localidad, el socialista Diego Pichardo, para explicar el porqué de esas cifras tan poco favorables. “Estamos preocupados”, indica el primer edil, que ha hecho hincapié a este diario en la importancia del análisis pormenorizado de la situación pero que comenta que a priori “la actividad que se ve en el pueblo no es tan alarmista” como los datos que arroja la Agencia Tributaria sobre la riqueza de cada familia.

"Estamos preocupados, aunque la actividad que se registra en el pueblo no es tan alarmista”

De esta forma, el alcalde quiso ser prudente e indicó que una vez estudiados los datos extraerán las conclusiones de los mismos y sacarán “los juicios pertinentes” sobre la situación económica de Rociana, en la que en 2018 había contabilizados 365 establecimientos con actividad económica de los cuales solo 20 contaban con 20 o más asalariados, 16 entre seis y 19 asalariados, 136 establecimientos con hasta cinco trabajadores y 208 sin asalariados.

Además, si se atiende al tipo de actividad, el año pasado 153 negocios se dedicaban al comercio al por mayor y al por menor y a los talleres de reparación de automóviles y motocicletas, 60 lo hacían en la construcción, 25 se dedicaban a la hostelería, 19 a la industria manufacturera y una sola empresa al transporte y almacenamiento. Igualmente, la agricultura copaba la actividad laboral con 95 hectáreas dedicadas a la fresa y al fresón, 92 a la frambuesa, 335 dedicadas al girasol y 480 hectáreas dedicadas al cultivo de la vid.

Tres vecinos de Rociana del Condado conversan de forma animada sentados en la plaza del pueblo. Tres vecinos de Rociana del Condado conversan de forma animada sentados en la plaza del pueblo.

Tres vecinos de Rociana del Condado conversan de forma animada sentados en la plaza del pueblo. / Alberto Domínguez (Huelva)

En cuanto a la actividad empresarial el edil de Comunicación, Coordinación Financiera y Seguridad Ciudadana de Rociana, Álvaro Bogado, explica a este periódico cuál es la situación de la localidad con varias empresas punteras. Tal es el caso de Alfalate, “única empresa de pantallas led de Europa”, con sede en Rociana del Condado y en Jerez de la Frontera, o el caso de Lujovi, que se dedica a la fresa y a los frutos rojos y que da trabajo a “unas 300 personas”.

También refiere Bogado la actividad laboral que desarrolla la cooperativa SAT Condado de Huelva, que da trabajo a “unas 600 familias entre puestos directos e indirectos” y el empuje que tiene la cooperativa vinícola Nuestra Señora del Socorro, que cuenta con unas instalaciones modernas y que moltura la uva de toda la zona, habiendo llegado en esta vendimia a los 4,5 millones de kilos de la zalema y a unos 150.000 kilos de variedades no autóctonas, además de las Bodegas Contreras que también tiene una intensa actividad durante la época de la vendimia.

Bogado subraya, además, el repunte en la actividad hostelera y turística con la reforma del Hostal Restaurante Monteluna, conocido en la zona. Por todo ello, el concejal muestra su sorpresa acerca de los datos de renta media, y añade la posibilidad de que la economía sumergida se pueda contar entre las causas que ayudan a explicar el desfase entre la situación económica real del municipio y los datos de la Agencia Tributaria. De todas formas, el concejal coincide con Pichardo en la necesidad de estudiar con detalle las circunstancias y los datos para entender la situación antes de sacar conclusiones.

Igualmente, la localidad cuenta con más emigraciones (325) que inmigraciones (301) en el año 2017, si bien el crecimiento vegetativo de ese año fue positivo, con 93 nacimientos y 56 defunciones. El número de extranjeros era de 1.537, y la procedencia mayoritaria era rumana, casi el mismo número de personas empadronadas de procedencia extranjera, aunque hay muchas trabajadoras temporeras no empadronadas que proceden de Marruecos.

La percepción de los vecinos contradice los datos que arroja la Agencia Tributaria

Por otra parte, de los cerca de los 8.000 habitantes de la localidad, 3.927 eran hombres y 3.824 mujeres en 2018. De ellos, algo más del 21 por ciento era personas menores de 20 años, mientras que los mayores de 65 años se sitúan en casi el 16 por ciento, con un incremento relativo de la población en diez años del 5,59. Este dato contrasta con el de la capital que se sitúa en valores negativos con un -2,55, sin embargo, es mucho menor que la localidad aledaña de Almonte, con un 11,94, aunque supera la cifra que arroja La Palma con un 4,08, mientras que Lepe y Aracena superan a Rociana, con un 8,01 y un 7,66 respectivamente.

En el pueblo, pocos han sido a los que les ha parecido lógico que la Agencia Tributaria arroje estos datos. Así, Rafael decía a este diario que sobre el 40 por ciento de vecinos cuenta con tierras para cultivar, además de que los bares siempre los ve “llenos”. Señala que cada fin de semana hay una fiesta, en la que los vecinos participan y salen a la calle. Eso piensa también José Joaquín, un joven de 17 años que estudia Bellas Artes y que opina que el dato de la polémica ha contribuido a crear una “mala imagen” de la localidad, aunque debido a lo que quiere dedicarse, a la restauración, cree que tendrá que irse y desarrollar su vida fuera de Rociana, eso sí, siempre con la idea de no dejar de venir para disfrutar de amigos y familia.

Juan Manuel y Antonio, que se sientan un rato en la plaza del pueblo, también muestran su sorpresa. Antonio dice que se ha dedicado siempre a la construcción y aunque está “medio jubilado”, ha trabajado en empresas locales y lleva toda su vida en este sector. También coincide en que, para las fiestas, que “son todos los fines de semana”, “la gente sale y se gasta el dinero”, por lo que “si no hubiera no se lo gastaría”.

Mari Carmen, sin embargo, no se ha extrañado tanto por la noticia. “Solo hay trabajo en la fresa, pero de otro tipo no hay”, matiza, para añadir que los vecinos, al parecer, “se conforman con trabajar en la campaña”, algo que opina que “no es la solución”. Insiste en que “la gente sale fuera a comprar y no deja el dinero en el pueblo”, como ocurre en otras localidades cercanas.

No piensan lo mismo Mari Carmen, Ana y Sandra, tres hermanas que quedaron muy extrañadas al enterarse del dato económico. “No considero que sea el sexto más pobre de toda España”, dice Mari Carmen, que es maestra interina y a veces también trabaja en la campaña de la fresa. Su hermana Sandra trabaja en un supermercado como dependienta y dice estar satisfecha porque tiene un contrato indefinido, mientras que Ana es ama de casa.

Las tres creen que se pueden hacer más cosas por mejorar diversificando la actividad empresarial más allá de las campañas agrícolas, pero creen que se vive bien en la localidad. Eso mismo opina un camarero de uno de los principales bares de Rociana que dice tener clientela durante toda la semana, donde los vecinos degustan sus tapas y toman sus desayunos y cafés a diario. Un pueblo sorprendido, en su mayoría, que sigue con su día a día ajeno a cifras y rentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios