Provincia

Roban una escopeta y 6.000 euros en el saqueo de una casa

Imagen de la ventana por la que entraron los supuestos autores. Imagen de la ventana por la que entraron los supuestos autores.

Imagen de la ventana por la que entraron los supuestos autores. / jordi landero

La Guardia Civil investiga el asalto del que ha sido objeto una vivienda en Cartaya, de la que los autores han sustraído efectos por valor de 6.000, entre ellos una escopeta de cartuchos y 500 euros en metálico. Según han explicado a Huelva Información los propietarios del inmueble, situado en un paraje conocido como Casita de Corpas, en el camino de Valdeflores, donde residen junto con uno de sus hijos, los hechos tuvieron lugar entre las 19:30 y las 20:00 de este miércoles, cuando la familia se encontraba ausente de la vivienda tras haber acudido a una fiesta de cumpleaños.

Cuando llegaron a la casa, relatan, se encontraron todo "absolutamente registrado y tirado", y la reja de una de las ventanas "literalmente arrancada de cuajo de la pared", para lo cual según su testimonio habían usado una viga de hierro con la que hicieron palanca. Posteriormente pudieron comprobar que los autores del saqueo les habían sustraído del interior de la vivienda 500 euros en metálico, además de numerosos efectos personales, entre ellos joyas, tres relojes, una táblet o una Play Station, además de una escopeta de cartuchos. Los propietarios del inmueble han valorado todos los efectos sustraídos en unos 6.000 euros.

Los afectados avisaron inmediatamente a la Guardia Civil, que se personó en el lugar y ante la que interpusieron la correspondiente denuncia, por lo que al día siguiente también se trasladaron hasta el domicilio asaltado varios agentes de la Policía Científica, que según los afectados "no pudieron coger huellas porque los autores del robo llevarían puesto algún tipo de guantes".

Un vecino de la vivienda asaltada ha afirmado que a la hora en la que presumiblemente se cometió el robo pudo ver desde su casa varios haces de luces procedentes de linternas, los cuales achacó a los propietarios de la misma, por lo que no les prestó más atención. Los propietarios de la casa afirman por otra parte que los autores del robo "tienen que haber sido al menos tres personas, sobre todo por el enorme peso de la viga de hierro con la que hicieron palanca para arrancar la reja, y por la rapidez con la que actuaron, ya que todo sucedió en menos de una hora".

"Creo que nos estaban haciendo el aguardo, comenta el propietario, porque los días previos hemos detectado a personas sospechosas merodeando por las inmediaciones, y porque sabían perfectamente que esa tarde no estábamos en casa, momento que aprovecharon para cometer el asalto". "Cuando te pasa algo así te entra una enorme impotencia, te quedas bloqueado. Sólo con pensar que unos desconocidos han estado registrando toda tu casa, incluidas tus pertenencias más personales". Y es que "en los quince años que llevamos viviendo aquí, nunca nos había sucedido una cosa así".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios