El Rocío

Macarena Robles “Los asistentes deben disfrutar con respeto a las directrices de seguridad”

  • La coordinadora del Plan Venida de la Virgen del Rocío, Macarena Robles, explica todos los detalles de un plan pionero que garantizará el perfecto traslado de la Blanca Paloma a Almonte

Macarena Robles cuenta con el Premio Andalucía al Medio Ambiente. Macarena Robles cuenta con el Premio Andalucía al Medio Ambiente.

Macarena Robles cuenta con el Premio Andalucía al Medio Ambiente. / J. Monterroso (El Rocío)

Pocas distinciones permiten aunar tal unanimidad como el Premio Andalucía al Medio Ambiente. Cuenta las horas por entrevistas. Su móvil se ilumina a cada instante. Tiene un plan completo en su cabeza. Le obsesiona la seguridad. Y nada, en estos momentos, le merece más la pena que la Virgen. La responsable del área de El Rocío en el Ayuntamiento de Almonte, Macarena Robles, atiende a Huelva Información a sólo unos días del gran acontecimiento: La Venida Jubilar.

–¿Qué queda por hacer?

–Estamos en la semana crucial, en esos días en los que nos centramos en los últimos detalles. Está todo casi a punto, no puedo decir listo, pero sí que los últimos flecos se están terminando. Todo va fluyendo conforme estaba previsto en un principio.

–Lo más importante es la seguridad, ¿está garantizada?

–Tenemos un dispositivo de seguridad pionero. Es la primera vez que se activa un Plan de Emergencia Territorial en la provincia de Huelva. Gracias a la colaboración de las distintas administraciones, vamos a tener la garantía de que se va a velar por la seguridad de todas las personas. Teníamos medios municipales, pero no los necesarios, para poder desarrollarlo. Una concentración de más de un millón de personas precisa de la colaboración de todas las instituciones y de los efectivos suficientes.

–¿De cuántos estamos hablando?

–El dispositivo de seguridad para el Plan Venida ronda el millar de personas entre la aldea, el camino y el municipio.

–¿Cuáles son los grandes ejes?

–Tenemos dos planes de forma paralela. Este jueves 15 de agosto a las 15:00 se activa el plan de emergencias municipal (Rocío Chico). En ese momento queda preactivado el provincial. Así tendremos la garantía de que antes del día 19, si sucediera algún incidente, el plan territorial de emergencia se pondría también en funcionamiento.

–En El Rocío, ¿cuáles serán las principales directrices?

–A partir de este jueves no se permitirá el estacionamiento en la aldea, sí la circulación. El Ayuntamiento ha habilitado más bolsas de aparcamiento que en la Romería. Por tanto, cualquiera podrá entrar en El Rocío, sin pase, que es la gran diferencia con respecto a la Romería, pero no podrá estacionar. Además, de forma complementaria, se habilitará un servicio de lanzadera para permitir la movilidad y fluidez por toda la aldea de forma ininterrumpida. Ésto permitirá que aquellas personas que usen el parking, vayan a poder llegar a cualquier zona.

–Imaginamos que el Camino de los Llanos también tendrá sus limitaciones…

–Hay varias. En el Camino de los Llanos hay prohibición de no poder estacionar. Los tractores no podrán entrar durante el traslado. Los caballos no pueden ir montados por jinetes, sino en reata, de forma tradicional. Además, la A-483 tendrá prohibida la circulación desde las 15:00 desde Almonte a El Rocío y desde las 18:00 desde El Rocío hasta Almonte. Sí podrán circular los buses, los taxis con licencia municipal y los vehículos de emergencia. Hace siete años, a las 20:00, nos encontramos que ya estaba colapsada la carretera de vehículos y personas y eso es un peligro.

–¿Y en Almonte?

–En el municipio, se restringirá el tráfico y los estacionamientos por las zonas por donde transcurrirá la Virgen. Los propietarios sí podrán acceder hasta las 21:00 del lunes 19 de agosto. Después, no. Tenemos el sector 2 como criba para los que no entren en el sector 1, con posibilidad de aparcar en la vía pública. Los que tampoco lo logren, pasarán a las distintas bolsas de aparcamiento repartidas por la localidad.

–¿Cuántas personas se esperan?

–Hace siete años acumulamos 1,2 millones de personas para ver la Venida. Si le añadimos un 5-10 por ciento de aumento experimentado en las festividades más cercanas, esperamos esos mismos números, pero con cierta mira a que pueda incrementarse. Esperemos que el dispositivo sea suficiente para garantizar la seguridad de todos.

–¿Dónde residen los miedos?

–Tenemos varios puntos que son complejos. En Almonte, las calles son muy estrechas. En el Camino de los Llanos, el primer tramo es muy duro y, si hace calor, la arena y el polvo produce mucho agobio. En El Rocío, las calles son muy amplias, pero se acumulan muchas personas para ver salir a la Virgen o cubrirla con su pañito. Creo que Almonte es el recorrido más difícil por su fisonomía.

–¿Merece la pena todo este esfuerzo?

–Lo merece. Es nuestra tradición. Es un momento muy esperado. Cualquier esfuerzo que realicemos, merece la pena, ya sea de la Hermandad, del Ayuntamiento, de los vecinos o de las administraciones. Es muy importante este momento y no hay peros para trabajar por hacerlo más bonito y que el visitante quede encantado. La tradición es lo primero y ponemos lo que haga falta por que salga bien.

Macarena Roble junto a distintos ayudantes. Macarena Roble junto a distintos ayudantes.

Macarena Roble junto a distintos ayudantes. / J. Monterroso (El Rocío)

–Para los almonteños, ¿es más importante la Venida que la Romería?

–Son eventos totalmente diferentes. Las romerías las tenemos todos los años. El traslado es distinto, llevamos a la Virgen vestida de pastora, un acontecimiento que se produce cada siete años. Son cositas que la hacen diferente. Y para Almonte, es muy importante esta cita. Es esperada con ansias. Además, para los vecinos de El Rocío nos supone tristeza. La Asociación Flores para la Pastora ha hecho un gran esfuerzo para que la aldea luzca de la mejor manera posible, pese a la pena que nos da que se nos vaya durante nueve meses. Ella lo merece todo.

–¿Qué diferencias hay con otras Venidas en lo sentimental?

–Puedo decir que depende del momento en el que te coja. El sentimiento de llevarla, que luzca por las calles, el traje que estrena, es un orgullo y una belleza. El sentimiento es el mismo, aunque también depende de la edad que tengas. Con mayor edad, lo ves deotra manera. Yo uno el sentimiento de almonteña y la responsabilidad de llevar en mi espalda el dispositivo para que todo funcione perfectamente. Todas las decisiones que tomamos, lo hacemos desde el punto de vista de la tradición.

–Y en el dispositivo, ¿cuáles son las novedades?

–Ya he comentado que es la primera vez en la historia que se diseña un plan de estas características. Los fieles podrán ver cómo este traslado incluye novedades con respecto a otras ediciones, como son puntos de localización iluminados en el camino, zonas de avituallamiento, ambulancias todoterreno del Ejército, refuerzos sanitarios en los centros ambulatorios o el aumento del número de voluntarios. Todo ello para facilitar y garantizar la asistencia a los rocieros.

–Si pudiera, ¿qué le diría a cada uno de los asistentes?

–Que compartan nuestra tradición. Pero, desde la responsabilidad, le pediría la colaboración ciudadana que siempre hago para que atiendan las directrices de los cuerpos y fuerzas de seguridad, que trabajan por necesidad, por seguridad. Pero, sobre todo, eso, que disfruten del traslado, de la tradición almonteña, atendiendo a las directrices. Es lo único que pido.

–¿Cómo se están volcando los vecinos?

–Llevo trabajando un año con ellos y he visto cómo se han constituido por primera vez en una asociación, realizando un trabajo encomiable. He visto a gente que ha dejado su trabajo. He visto el esfuerzo de muchas personas. Personas mayores colaborando y transmitiendo la importancia de este evento para los más jóvenes. He visto a mi hijo de cinco años disfrutando, ayudando, entusiasmado. Y no me gustaría despedirme sin agradecer también la labor de los trabajadores del Ayuntamiento. Están entregados por su cruce de sentimientos y responsabilidad. Es un orgullo.

–¿Qué le gustaría escuchar tras el traslado?

–Lo único que me gustaría oír es que todo ha salido en perfectas condiciones, sin lamentar desgracias; y que los que hayan venido, hayan disfrutado. Es lo único que pido. Deseo que todo salga bien y que las personas que hayan venido, hayan disfrutado de nuestra tradición, de nuestro traslado y de la Virgen del Rocío.Algo a destacar es que aprendí a gestionar, pues realmente era muy pretencioso pensar que desde mi posición se pudieran adoptar medidas que, a corto plazo, solucionaran los problemas ambientales de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios