w golfo de cádiz

La Junta llama al sector a solucionar en común la "crítica situación" de la chirla

  • La consejera pide a los mariscadores concienciación para recuperar los niveles óptimos del caladero

Barcos de draga hidráulica que faenan la chirla. Barcos de draga hidráulica que faenan la chirla.

Barcos de draga hidráulica que faenan la chirla. / h. información

Comentarios 2

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, apeló ayer a la corresponsabilidad del sector y la Administración para solucionar la "crítica situación" en la que se encuentra la pesquería de la chirla en el Golfo de Cádiz.

Durante su comparecencia en comisión parlamentaria, Ortiz hizo un resumen de la evolución que ha experimentado el caladero desde 2008 y que, según un informe del Instituto Español de Oceanografía (IEO) de octubre, actualmente presenta unos valores críticos en los rendimientos de la flota, ya que ha habido un incremento desproporcionado del esfuerzo pesquero, con la extracción de ejemplares por debajo de la talla mínima.

La consejera informó de las medidas que va a adoptar la Consejería para recuperar los niveles óptimos de esta pesquería, objetivo para el que "va a ser crucial además la concienciación del sector para evitar situaciones insostenibles". Entre las actuaciones previstas, que la directora general de Pesca, Margarita Pérez, ya trasladó al sector el pasado viernes día 11, se encuentran el cierre temporal del caladero y la reducción del esfuerzo pesquero.

Según explicó Ortiz, una vez que entre en vigor la orden que regula estas medidas, actualmente en fase de alegaciones, se cerrará el caladero hasta el 31 de marzo. Una vez que se reabra, a partir del 1 de abril, la actividad estará limitada en cuanto al número de flota que podrá salir a faenar, el tiempo y la cantidad de captura hasta el 31 de diciembre de 2017.

La consejera destacó que para que "esta actividad sea sostenible tanto ambiental como económicamente sólo hay un camino: respetar todas las medidas contempladas en la normativa, cuyo objetivo es garantizar una gestión sostenible del recurso". En este sentido, ha recalcado que las capturas deben restringirse únicamente a los individuos con tallas superior de 25 milímetros.

Ortiz señaló que 2013 fue un año de óptimos rendimientos, ya que el sector estaba comprometido y concienciado, se creó la Organización de Productos Pesqueros de la chirla y se incrementaron los resultados (mejores capturas con menor dedicación y mejores precios en el mercado) a la vez que se logró una buena tasa de reproducción de chirla.

Esta tendencia se rompió entre 2014 y 2016, cuando "parte de la flota comenzó a incumplir la normativa para conseguir mayores capturas, llegando incluso a extraerse inmaduros y a no respetar las zonas de cría, por lo que se ha producido un importante descenso de la población de chirla".

Además del cierre temporal del caladero, la orden contempla que durante la primera quincena de los meses de abril, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre podrán ejercer la actividad 48 de los 96 barcos de draga hidráulica que capturan chirla, mientras que los otros 48 tendrán la posibilidad de salir a faenar durante los días 16 al 30 de dichos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios