w sector agroalimentario

Huelva se prepara para implantar la agricultura de tecnología digital

  • La provincia onubense es candidata a acoger el Centro de Innovación de Agricultura 4.0

  • Técnicos destacan su potencial en el sector en la industria de transformación ecológica

Inauguración del foro organizado por la Diputación de Huelva Inauguración del foro organizado por la Diputación de Huelva

Inauguración del foro organizado por la Diputación de Huelva / Josué correa

Aproximar dos dominios que tradicionalmente se han mantenido distantes: agricultura y tecnologías de la información, es el pilar de Agricultura 4.0 y Medio Ambiente, un proyecto que tiene como objetivo el apoyo a tecnologías, procesos, organización y herramientas que permitan el desarrollo de una agricultura sostenible, en estrecha relación con el medio ambiente y abordando los retos de la sociedad actual.

El fundamento surgió en Huelva. Su situación geográfica, su tradición en innovación agrícola y su cultura abierta y colaborativa han contribuido de forma directa a ser el germen de nuevas ideas aplicadas al sector primario. De hecho es candidata para acoger un centro de innovación de Agricultura 4.0. Así lo indicó ayer Jesús Bermejo, del Colegio Oficial de ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía, en la ponencia que presentó en el II Foro sobre la Investigación y el Desarrollo Tecnológico de Productos en el Sector Agroalimentario, organizado por la Diputación Provincial en colaboración con Adesva y la Universidad de Huelva.

Bermejo explicó que Agricultura 4.0 constituye toda una revolución como lo fue durante el Neolítico cuando el hombre se hizo agricultor hace unos 11.000 años. Desde entonces los grandes progresos sociales han seguido vinculados al sector primario, como la revolución agrícola del siglo XVIII fue una de la causas principales de la revolución industrial.

Sin embargo, según Bermejo, la revolución agrícola 4.0 es más relevante que las anteriores por su capacidad de optimizar el uso y la gestión de las fuentes de energía que caracterizaron las revoluciones previas. Distintas fuentes de energía, muscular, maquinaria y fertilizantes caracterizaron las revoluciones anteriores, la digital caracteriza la actual, expuso Bermejo.

Y es que la agricultura debe prepararse para abastecer el incremento de la población que se espera para los próximos años y para ello es necesario incorporar las nuevas tecnologías y tener en cuenta que la conectividad se multiplicará por diez gracias a internet.

Para Agricultura 4.0, el potencial de las tecnologías de la información y las comunicaciones en la agricultura permite optimizar todos los procesos y actividades, desde la siembra hasta su consumo por el cliente final; siempre con el objetivo de conseguir una alimentación más saludable basada en procesos de producción respetuosos con el medio ambiente.

Sobre agricultura y ganadería ecológica, su industrialización y comercialización trató la ponencia que presentó Mario Muñoz, de Ecovalia. Huelva es la provincia de Andalucía con mayor superficie de cultivo ecológico, pero sin embargo apenas tiene industrias o actividades industriales dedicadas a la producción ecológica, tan sólo 42 (entre ellas siete almazaras de aceite ecológico y dos bodegas) de las 1.259 de la comunidad andaluza.

En cuando a la ganadería, la provincia cuenta con 34 industrias ecológicas certificadas por Ecovalia, de las cuales 24 pertenecen al sector de las cárnicas.

Con estas cifras, Muñoz destacó el potencial que tiene Huelva en cuanto al sector industrial ecológico. La mayoría de la producción ecológica onubense se exporta principalmente a los países del norte de Europa, donde el consumo de este tipo de productos es mayor. Suiza es el país europeo que más productos agrarios consume con 221 euros por habitante. España sólo 21 euros por persona, si bien va en aumento. El incremento de 2014 a 2015 fue de un 20%, según expuso Muñoz.

La primera ponencia del Foro fue la que expuso Pedro García Reche, jefe de Servicio de Productos Hortofrutícolas, Vitivinícolas e Industriales de la Subdirección de Actuaciones en Fondos Agrarios de la Junta de Andalucía, que versó sobre las ayudas al sector de las frutas y hortalizas a través de los programas operativos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), así como sobre la gestión de ayudas de carácter excepcional en relación al veto ruso. Según indicó, en Andalucía existen 100 OPFH, de las que 27 están en la provincia onubense, por detrás de Almería en número. Las de Huelva engloban a un total de 1.288 agricultores y es la cuarta provincia por número de profesionales.

La segunda de las ponencias llegó de la mano del director de la Unidad de Negocio de la Caja Rural del Sur, Emilio Ponce, que habló sobre la estrategia de financiación en el sector agroalimentario. En su intervención Ponce señaló que "las estrategias de financiación de una empresa deben ser coherentes con su finalidad y el horizonte temporal para el que nace". También hizo hincapié en que "la actividad de la empresa debe estar totalmente trasladada a sus estados financieros para presentar lo más correctamente posible su imagen fiel".

La empresa IG4 con Agustín Ena y TerraVida con Manuel González mostraron herramientas que hacen posible ahorrar agua al mismo tiempo que se mejora la producción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios