costa

La Guardia Civil interviene 1.800 prendas falsificadas

  • Los agentes proceden a la investigación de 16 personas por su participación en un delito contra la propiedad industrial

Algunas de las prendas falsificadas que han sido requisadas por la Guardia Civil. Algunas de las prendas falsificadas que han sido requisadas por la Guardia Civil.

Algunas de las prendas falsificadas que han sido requisadas por la Guardia Civil. / m.g.

La Guardia Civil aprehendió una gran cantidad de prendas de género falsificado durante los meses estivales de julio y agosto. Un hecho por el que se procedió a la investigación de hasta dieciséis personas por su participación en un delito contra la propiedad industrial. Las actuaciones se desarrollaron en las zonas de La Antilla y Lepe y se intervinieron unas 1.800 prendas.

La Guardia Civil informó que mantiene estos servicios operativos ya que tienden a erradicar el comercio ilegal de prendas falsificadas y que utilizan logotipos y marcas empresariales de conocidas firmas, las cuales suelen ser ofrecidas al público en las playas de la provincia onubense.

Las actuaciones se han llevado a cabo durante los meses de julio y agosto en el litoral

Es precisamente en el periodo estival, cuando desde la Guardia Civil han observado un incremento de estas manifestaciones delictivas, por lo que también se enfocan los servicios de los agentes a luchar contra la piratería industrial que afecta, no solo a los propietarios de las marcas sino también al comercio minorista y a la imagen de los destinos turísticos de la provincia de Huelva.

En total se aprehendieron alrededor de 1.800 prendas falsificadas de todo tipo. La mayoría de los artículos intervenidos son ropa y calzado deportivo, así como accesorios, en los que destacan los bolsos de marcas de reconocido prestigio, todos ellos envueltos, con logotipos idénticos a los originales.

Las intervenciones de la Guardia Civil se han llevado a cabo principalmente en el interior de vehículos cuando las prendas eran transportadas hasta el lugar de su venta. Los agentes contaron con la colaboración de la Policía Local de Lepe en algunos de los casos.

La Guardia Civil recuerda que la compra-venta de productos falsos perjudica gravemente al sector del comercio, además de afectar a la calidad de los productos que se adquieren, ya que éstos podrían no haber pasado ningún tipo de control, y podrían estar expuestas las personas que las usan a sufrir alergias en la piel por los tejidos y tintes utilizados en su confección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios