Isla Cristina

Fallece un joven de 18 años por inhalación de monóxido de carbono mientras dormía

  • El cuerpo de la víctima se halló en el interior de su vivienda en La Redondela

Al fondo, la vivienda donde residía el joven fallecido. Al fondo, la vivienda donde residía el joven fallecido.

Al fondo, la vivienda donde residía el joven fallecido. / M.G.

Un joven de origen africano fue hallado a primera hora de ayer en su vivienda de La Redondela como consecuencia, según las primeras hipótesis que maneja la Guardia Civil, de la inhalación de monóxido de carbono procedente de la combustión de un brasero de carbón.

Según confirmó el alcalde de dicha entidad local menor, Salvador Gómez, el cuerpo sin vida del joven fue hallado sobre las 9:30 por el propio hermano del fallecido, ambos naturales de Guinea Conakry y vecinos de La Redondela. Los dos vivían en diferentes casas y “habían quedado por la mañana”.

Al no aparecer ni contestar al teléfono, se personó en el piso de su hermano, situado en la calle Miguel Cervantes; allí accedió a su interior y halló el cuerpo ya sin vida del hermano en su habitación, “junto a un brasero de carbón”.

Al lugar del suceso se trasladaron agentes de la Guardia Civil y Policía Judicial, además del propio alcalde redondelero. Horas después procedió el juez al levantamiento del cadáver, concretamente a las doce menos cuarto del mediodía, para ser trasladado posteriormente a un tanatorio de la capital provincial, donde a lo largo del día de ayer le fue practicada la autopsia.

El suceso provocó ayer una gran conmoción y consternación en La Redondela, donde se produjo a lo largo de la mañana un “gran revuelo”, ya que según explicó el regidor se trataba de un joven con una situación “totalmente normalizada”, que “trabajaba en la localidad”, donde “llevaba ya varios años residiendo y estaba totalmente integrado” y en la que “era muy querido por todos los vecinos, con los que mantenía una excelente relación”.

El alcalde de La Redondela también precisó que el joven fallecido vivía en la segunda planta de un bloque de pisos de la calle Miguel de Cervantes junto con otros compatriotas, que “no se percataron de nada cuando salieron a trabajar por la mañana muy temprano porque la puerta de su habitación, donde falleció mientras dormía, estaba cerrada como todos los días y supusieron que estaba durmiendo en su interior ya que ayer no tenía que ir a trabajar”. Su hermano reside con su mujer en otra vivienda de la misma localidad.

Salvador Gómez también confirmó a esta redacción que “a priori, todo apunta que el fallecimiento se ha debido a la inhalación de monóxido de carbono como consecuencia de la combustión de un brasero de carbón, ya que el joven estaba encerrado en su habitación con dicho calefactor en el momento en que fue hallado su cadáver, y no presentaba signos de violencia”.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios