w pozo del camino

Emilio López pide ayuda a sus vecinos para curarse de una enfermedad rara

  • El joven prepara una carrera solidaria para recaudar fondos

  • Florencio Aguilera le ha donado un cuadro

El joven Emilio Jesús López. El joven Emilio Jesús López.

El joven Emilio Jesús López. / landero

Emilio Jesús López Maestre es un chico muy conocido y querido en Pozo del Camino por estar siempre implicado en las tradiciones, fiestas y celebraciones de su barrio, ubicado entre los términos municipales de Isla Cristina y Ayamonte. Una chaval afable, de trato muy agradable y que se lleva bien con todos sus vecinos

Pero a pesar de su juventud (20 años), la mala suerte se cebó con él hace ya nueve, cuando sólo contaba con once años, debido a una desconocida enfermedad de la que por el momento no ha podido ser ni diagnosticado y que muchos profesionales sanitarios a los que ha acudido tanto de Huelva como de Sevilla encuadran en las denominadas enfermedades raras.

Todo empezó con fiebres continuas y diarias, y con un fuerte dolor en la cadera que ya lo obligan incluso hasta a caminar con muletas, y para cuyo diagnóstico y tratamiento carece de medios por proceder de una familia humilde.

Dadas tales circunstancias fueron sus amigos y vecinos los que, en un gesto de agradecimiento por todo lo que él había trabajado en los últimos años por su barrio, le animaron hace unas semanas a iniciar una campaña solidaria encaminada a recabar fondos que le ayuden a hacer frente a la enfermedad que padece.

Empezó con una rifa, a la que posteriormente siguió una gala benéfica en el Teatro Horacio Noguera de Isla Cristina, en la que colaboraron altruistamente más de trece artistas, y no parará hasta que cuente con los medios necesarios para salir de la incertidumbre en la que vive.

Hace pocos días regresaba de Barcelona donde, gracias al dinero recaudado en la gala, que llevó por nombre Todos con Emilio, se le han realizado pruebas con el fin de determinar qué tipo de enfermedad padece y cuál podría ser el tratamiento para poder llevar "una vida normal", señala Emilio.

"Los doctores me han dado buenas esperanzas -prosigue- pero está siendo muy complicado detectar qué me pasa y por el momento el tratamiento que me han puesto no está dando los resultados deseados". No obstante, afirma con el gran optimismo que le caracteriza a pesar de su situación, "se trata de un caso raro y complicado, y eso necesita su tiempo".

Es por ello por lo que pronto regresará a la Ciudad Condal, donde afirma que le seguirán haciendo pruebas. Por ese motivo necesita seguir organizando actos que le permitan obtener los recursos que necesita a través de la solidaridad de sus vecinos. Lo próximo, asegura, será una carrera solidaria y la impresión de camisetas con el eslogan Todos con Emilio para ponerlas a la venta.

Entre sus colaboradores destaca el pintor ayamontino Florencio Aguilera, que por mediación de una de sus hijas, la periodista Esperanza Aguilera, ha donado a Emilio de forma totalmente altruista una de sus obras para que éste la subaste y obtenga con ello nuevos fondos para su causa.

El joven pozocaminero no tiene palabras para agradecer el gesto a la familia Aguilera. La imagen de dicha obra está publicada en su perfil de Facebook, donde los interesados pueden pujar por ella hasta el próximo 21 de noviembre. El precio de salida es de 2.000 euros. Aquellos que no deseen usar este canal para pujar pueden hacerlo a través del teléfono 722 224 327.

Todas aquellas personas que quieran "aportar su granito de arena", tienen a su disposición el número de cuenta ES02 2100 7147 3901 0016 8491.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios