Provincia

Coronavirus Huelva: Residentes y trabajadores de los centros sociosanitarios de Nerva esperan con ilusión la remesa de vacunas

  • Las dosis se han retrasado por un problema logístico en la fábrica Pfizer de Puurs (Bélgica)

Residencia geriátrica María de la Paz de Nerva. Residencia geriátrica María de la Paz de Nerva.

Residencia geriátrica María de la Paz de Nerva. / Juan A. Hipólito (Nerva)

Los usuarios y trabajadores de la residencia geriátrica María de la Paz de Nerva, así como las ancianas y cuidadoras del asilo gestionado por la Obra de Jesús Nazareno, también ubicado en la localidad minera, tendrán que esperar para vacunarse contra la Covid-19. La incidencia logística registrada ayer en la fábrica de Puurs (Bélgica), que impidió el traslado de una nueva remesa a España, provocó el aplazamiento de la vacunación prevista para ayer. Si bien en un principio se ha hablado de retomar la iniciativa esta misma semana, todo apunta a que no será hasta pasado Reyes.

En ambos centros sociosanitarios, donde se atienden a más de un centenar de personas mayores, en el caso de la residencia geriátrica María de la Paz, y 14 ancianas, en el asilo, tantos trabajadores como usuarios están deseando que lleguen las vacunas para ponérselas, aunque aún no les han comunicado una fecha concreta.

El director de la residencia geriátrica María de la Paz, Sergio Moreno, que destacó el trabajo compromiso y la implicación de la plantilla de trabajadores con sus usuarios durante toda la pandemia, aseguró que lo tienen todo preparado en coordinación con Salud. “Solo falta que nos concreten la fecha definitiva. La aceptación es muy buena. Aquí se va a vacunar prácticamente la totalidad del centro. La noticia se ha recibido con mucha ilusión y alegría. Tenemos todas las esperanzas puestas en esta vacuna para revertir la situación actual”, comenta.

Por su parte, en el asilo de ancianas también esperan con expectación la llegada de las vacunas sin más contratiempos. Una de sus cuidadoras más veteranas, Inmaculada Florencio no ve el momento de comenzar: “Yo estoy deseando ponerme la vacuna. La esperamos con ilusión. Aquí nos la vamos a poner todas. Hay quien tiene miedo, lógico y normal, pero en general estamos deseando ponérnosla porque estamos concienciadas de que es lo mejor para todos. Así que, lo tenemos más que asumido. Estamos un poco nerviosas, pero no tenemos dudas de que es la única solución para salir de la crítica situación sanitaria en la que nos encontramos. Así lo entendemos todos, incluidos todos los familiares que ya han dado su consentimiento”.

Tanto el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, como su concejala de Sanidad, Ylenia Rodríguez, compartieron la ilusión mostrada por los trabajadores y usuarios de los centros sociosanitarios de la localidad minera, a la vez que destacaron el esfuerzo realizado durante toda la pandemia para mantener a raya al virus. “Han sido todo un ejemplo a seguir por todos los demás y merecen ser los primeros en recibir la vacuna. Solo esperamos que el proceso de vacunación no se demore mucho. Mientras tanto, al resto nos toca no bajar la guardia y mantener presente en todo momento el uso de la mascarilla, lavado de manos y distanciamiento social”.

El 24 de marzo, la residencia geriátrica María de la Paz hacía público su primer positivo por coronavirus en uno de sus residentes. Se trataba de una anciana riotinteña de 87 años con diversas patologías. Ese mismo día, el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala solicitaba a la Subdelegación del Gobierno de España en Huelva la intervención de la Unidad Militar de Emergencia (UME) para proceder a la desinfección del centro sociosanitario, hecho que se producía horas después. También se solicitó a las autoridades sanitarias la realización de test rápidos a residentes y personal laboral. Los resultados de las pruebas realizadas el 10 de abril dieron negativo. También dieron negativo las pruebas realizadas en el Asilo de Ancianas que gestiona la Obra Social Jesús Nazarenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios