cartaya

Cerca de 300 menores participan en la clausura de los talleres infantiles

  • Los Servicios Sociales de la Diputación centran el programa en educación en valores

Niños y niñas atienden a las indicaciones de los monitores. Niños y niñas atienden a las indicaciones de los monitores.

Niños y niñas atienden a las indicaciones de los monitores. / h. información

El diputado del área de Bienestar Social, Salvador Gómez, ha participado en la jornada de clausura de los Talleres Infantiles de Educación en Valores que la Diputación pone en marcha en las distintas zonas de trabajo social de la Provincia. Alrededor de 300 niños y niñas, acompañados de sus familias, han disfrutado de un día de convivencia en el parque Aquópolis de Cartaya.

El diputado ha destacado el trabajo de la familia "como pilar fundamental" para esta educación en valores, ya que los servicios sociales dan las pautas pero donde se ponen en marcha es en el seno de la familia. Gómez ha resaltado también que con esta clausura "seguimos poniendo en valor el ocio compartido en la familia, valor que reforzamos durante todo el año con otras jornadas de convivencia, con las que llevamos a la práctica la teoría y aprendemos haciendo".

Los participantes de los talleres Chaman, Buba y Pirata, desarrollados en las Zonas de Trabajo Social del Cinturón Metropolitano, Condado Norte, Costa y Ribera del Tinto han participado en la jornada que tuvo lugar el pasado sábado junto a sus familias, acto que se suma al desarrollado el pasado día 23 de junio, en el que participaron los niños y niñas de los talleres Tierra de Cuentos, Urium, Buba y Trotamuntos, desarrollados en las Zonas de Trabajo Social del Andévalo, la Cuenca Minera, la Sierra Oeste y el Condado Sur.

Los Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación de Huelva, dentro de la línea preventiva de formar para la convivencia familiar y social, desarrollan estos talleres desde el año 2000.

Los programas se emprenden en las nueve zonas de trabajo social (72 municipios) de la provincia con la finalidad de contribuir a la construcción de una sociedad más plural y tolerante, mediante la formación de las generaciones futuras en valores sociales.

Uno de los objetivos fundamentales de estos talleres es apoyar a las familias en su labor educativa. Por eso constituyen "uno de los programas preventivos grupales comunitarios más importantes de los que desarrollamos desde nuestros Servicios Sociales". Su aceptación va pareja a su importancia, ya que "su valoración positiva por parte de padres y madres, centros educativos, ayuntamientos, los propios menores y la población en general se incrementa edición tras edición".

Los talleres, que se celebran con la colaboración de los ayuntamientos y los centros educativos locales, adoptan una denominación distinta según la zona donde se desarrollan. Se han convertido en "uno de nuestros programas preventivos grupales comunitarios más importantes" por lo que "sus denominaciones identifican ya plenamente a las zonas de trabajo social donde se materializan".

Todos, sin embargo, tienen el mismo objetivo: la construcción de una sociedad más plural y tolerante mediante la formación de las generaciones futuras en valores sociales como la solidaridad, la interculturalidad, la igualdad y el respeto a las diferencias.

Las áreas de trabajo más frecuentes que se desarrollan en los talleres son las de desarrollo y crecimiento personal, la educación para la convivencia, la educación en valores, el ocio y el tiempo libre y la educación para la salud.

Monitores y educadores sociales de las zonas imparten estos talleres, que se desarrollan con una media aproximada de 20 menores en cada uno, en sesiones semanales de 2 horas de duración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios