Huelva

El Ayuntamiento vigilará con drones la evolución de los incendios forestales

  • Servirá para controlar el estado de las 12.000 hectáreas de pinares que rodean la localidad

  • La experiencia piloto es única en la provincia y pretende ser lo más ágil posible

Imagen de la demostración realizada en la mañana de ayer del funcionamiento del sistema. Imagen de la demostración realizada en la mañana de ayer del funcionamiento del sistema.

Imagen de la demostración realizada en la mañana de ayer del funcionamiento del sistema. / Jordi Landero (Cartaya)

Comentarios 0

Con el objetivo de situarse a la vanguardia en la preservación de las casi 12.000 hectáreas de pinar con que cuenta Cartaya, especialmente en materia preventiva de incendios forestales, el Ayuntamiento de dicha localidad costera ha puesto en marcha esta semana una experiencia piloto basada en la vigilancia de su monte público mediante el uso de drones.

Una iniciativa que arrancó el pasado jueves con carácter experimental y que fue presentada ayer viernes en el merendero Las Palomas del pinar cartayero, en cuyo marco tres técnicos en este tipo de aeronaves no tripuladas están realizando durante cinco días vuelos preventivos en distintos puntos del monte local por espacio de cinco horas diarias.

Así lo señaló Francisco Almenara, director de Seguridad del proyecto, quien precisó que inicialmente están usando para los vuelos un drone tipo Phantom 3 y equipado con tecnología de grabación 4K, aunque “nuestra meta es usar drones con cámaras térmicas, que obviamente desarrollan mejor las funciones porque nos indican cambios de temperatura en puntos concretos, a los que vamos a poder acceder directamente”.

Según prosiguió Almenara, el proyecto abarca todo el monte público cartayero, para lo cual “sobre un plano establecemos distintos puntos, de manera que cubramos el máximo espacio posible de las 12.000 hectáreas del pinar de Cartaya”. “Nos acotamos a lo que viene en el plano, –prosigue– nos vamos adaptando a los caminos y lo que hacemos es levantar el vuelo, visionar una zona teniendo en cuenta que el dron, en este caso, tiene una cobertura de entre tres y cuatro kilómetros. Después nos movemos a otro punto y vamos ampliando y acotando las zonas”.

Según señaló Rocío Cárdenas, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cartaya, se trata de una iniciativa en colaboración con IU, que presentó una moción en el último pleno destinada a la protección del monte público y a la prevención de incendios forestales. Dicha moción, que fue aprobada por unanimidad, “nos ha parecido bastante interesante y hemos probado con una serie de técnicos que ya están prestando el servicio realizando un pequeño programa piloto”.

El objetivo, prosiguió Cárdenas, es “ver cómo funciona con vistas a que en los próximos años podamos recurrir a este tipo de servicio para una mayor agilidad, y poder tener una respuesta más inmediata de los servicios técnicos que tienen que venir, bien a sofocar un incendio, o para cualquier otra emergencia”.

Tras una primera fase experimental, el objetivo es que en unos años funcione con agilidad

Según concluyó la edil cartayera “quizás el dron sea muy apropiado porque puede llegar a donde no llega ni la vista de una persona, ni por supuesto las torretas que están en un sitio físico de manera estática y no tienen la movilidad ni la agilidad que un dron para llegar a los puntos concretos, y saber exactamente la ubicación y qué es lo que está pasando”.

Finalmente David Fernández, concejal de IU en el Ayuntamiento de Cartaya, precisó que se trata de una iniciativa “estratégica” en la que se dan la mano “la innovación, la preservación del medio ambiente y la creación de empleo verde”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios