zalamea

La Asociación Amigos del Patrimonio restaura la Fuente de El Jardín

  • En agosto de 1956 se inauguran las fuentes que abastecían al pueblo tras la perforación del Pozo del Pilar Viejo

Un momento de la realización de los trabajos en la fuente. Un momento de la realización de los trabajos en la fuente.

Un momento de la realización de los trabajos en la fuente. / J.M.J..

Durante estos días se está desarrollando el proyecto de restauración de la Fuente El Jardín. En colaboración con el Ayuntamiento y a través de voluntarios culturales la intervención consiste en reparar los desperfectos que tiene para volverla a poner en uso.

Se procede así a la recuperación del aspecto antiguo que llegó a tener a mediados del siglo pasado, tanto exterior como interior. Además con este proyecto se le conecta la entrada de agua y se procede al arreglo del desagüe. Mientras que se llevan a cabo actuaciones sobre la solería. Se procede a la restauración e instalación de una nueva grifería y, por último, reposición de azulejos realizados a medida y tratamiento exterior.

La fuente es un proyecto que se pone en marcha en la segunda mitad del siglo XX, dentro de las construidas en 1956. Los nuevos tiempos requerían entonces nuevas soluciones a los problemas del vecindario. El proyecto de la perforación del Pozo del Pilar Viejo y, posteriormente, el llevar sus aguas a la zona más alta del núcleo urbano, incluía surtir a diferentes áreas del pueblo con agua potable, evitando a sus vecinos el recorrido de considerables distancias para su abastecimiento. Se pretendía reducir gastos, pues el agua almacenada en el depósito construido en la barriada de Pérez Cubillas bajaría en desnivel a las fuentes repartidas por el casco urbano. Cuatro fuentes, según el presupuesto, recibirían el agua desde el depósito; y grifos de presión en aquellas evitarían un consumo superfluo. En la sesión municipal celebrada el 23 de abril de 1956, se discute la ubicación de estas fuentes. Se acuerda que una de ellas se sitúe en el jardín de la calle Juan Díaz González. Posteriormente, se decide que la segunda se ubicara en la calle Ruiz Tatay; otra, en la placeta de la ermita de la Pastora, mientras que una cuarta se instala al principio de la calle San Juan.

Se eligió el Cabezo Martín para colocar otra fuente, y se decidió que la última y mayor ocupara el centro, en el porche de la iglesia parroquial. La construcción de la nueva placeta del pie de la torre, pavimentada y ornamentada en su totalidad con granito, enmarcó a una fuente de proporciones elevadas que conmemora el abastecimiento de agua. Se inauguraron estas fuentes en agosto de 1956, siendo alcalde Eduardo Carvajal Tatay, asistiendo a la inauguración el gobernador civil y el presidente de la Diputación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios