Sucesos Un fuego calcina varios coches en mitad de un camino en Lepe

Provincia

Almonte solicita 86.000 euros en ayudas tras el incendio de julio y lamenta la pérdida de valores naturales

  • El consistorio destaca que los daños en la zona forestal del municipio es mucho mayor

Un bombero combate las llamas durante el incendio de este verano.

Un bombero combate las llamas durante el incendio de este verano. / Rafa del Barrio (Huelva)

El Ayuntamiento de Almonte ha solicitado al Estado ayudas por un valor de 86.000 euros en el marco de la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, conocida como zona catastrófica, tras el incendio forestal declarado el pasado 25 de julio -que se dio por extinguido el día 29- y que calcinó unas 1.700 hectáreas, 600 en Bonares -100 de ellas de terreno agrícola- y 1.100 hectáreas en Almonte y afectó también al término municipal de Rociana del Condado.

Así lo ha indicado a Europa Press el concejal de Agricultura del Consistorio almonteño, José María García, quien ha precisado que esta cuantía es en concepto de infraestructuras, equipamientos o instalaciones municipales afectadas. Asimismo, ha explicado que, además, los técnicos han cuantificado en 90.000 euros las pérdidas en parcelas de frutos rojos -con quemado de plantas, maquinaria y plásticos-, en parcela de cereales "que aún no habían empacado la paja" y en parcelas de cítricos y olivos, así como en repoblaciones cinegéticas, pastos y zonas ganaderas, "que ha habido que limpiar y suministrar agua de forma adicional". También ha afectado a vallados de zonas ganadera y pasos canadienses y muchos caminos que "se han visto afectados por la maquinaria pesada".

En este punto, ha lamentado la "perdida" de los recursos "generados por el bosque" ya que "solo la producción de madera, haciendo un uso sostenible de la misma cómo se hace desde el Ayuntamiento de Almonte, y de piña, asciende entre 250.000 y 350.000 euros al año" recordando que tarda "años en regenerarse" por lo que ha apuntado que "ciñéndose a un aspecto pura y exclusivamente economicista" y, suponiendo que las obras de restauración empezará en la primavera de 2024, "un bosque de pino piñonero como el que se ha perdido, en plena producción, tardaría entre 15 y 20 años en regenerarse".

Por ello, ha señalado que "solo las pérdidas por aprovechamiento ganadero y en producción de piña estarían entorno a entre cinco y siete millones de euros", por lo que el Ayuntamiento se encuentran también a la espera de que salgan ayudas a la producción "o similares" que pueda solicitar. En este sentido, el concejal ha indicado que el incendio calcinó "unas 1.000 hectáreas de pinar estable, con pies dispersos de alcornoque", de un bosque "consolidado y maduro" con "un sotobosque Mediterráneo climásico de lentisco, jara, madroño, olivillas o romero".

"Este bosque albergaba fauna silvestre de reptiles, anfibios, aves y mamíferos, entre los que podemos destacar jabalíes; ciervos; gato montés o linces y también un ganado doméstico autóctono en estado extensivo. Pero, además de estos recursos silvopastoriles, la zona es muy rica en aprovechamientos tradicionales asociados a la silvicultura como la estación de madera, la caza, la apicultura, y en determinados lugares producción de setas", ha explicado García.

A este respecto, ha explicado que el Ayuntamiento tiene un convenio de "uso de estos bosques" con la Junta de Andalucía, por lo que "actualmente se está trabajando" con técnicos de las administración andaluza para "retirar la madera quemada" y ha subrayado que "el importe total de la misma se reinvertirá íntegramente en la restauración de la zona quemada". De la misma manera, ha apuntado que "el aprovechamiento forzoso de los productos afectados por el incendio y su reinversión en el monte es competencia exclusiva de la Junta", así como "la redacción y ejecución del plan de restauración" y ha lamentado que "no hayan comenzado los trabajos de utilización de la quita de la madera" y espera "que empiecen cuanto antes".

Por su parte, el alcalde de Bonares, Juan Antonio García, ha indicado que su Ayuntamiento no va a solicitar ayudas ya que, "dentro de la tragedia", en su municipio "no ha habido prácticamente daños de hectáreas de agricultura, ni en viviendas o caminos municipales", pero si ha lamentados las hectáreas de terreno que ardieron y para las que están "pendientes" del plan de restauración y aprovechamiento, al tiempo que ha explicado que "el daño estuvo más en Rociana del Condado y en Almonte".

El incendio

El pasado 25 de julio se declararon dos incendios en Bonares y Almonte, aunque finalmente se consideró que el de Almonte era una escisión del inicial, que fue el de Bonares, y que afectó también al término municipal de Rociana del Condado. Este fuego calcinó 1.700 hectáreas.

Los mismos se dieron por extinguidos el viernes 29 de julio, tras darse por controlados el miércoles, día 27, a las 20:40 horas, después de que se diera por estabilizado a las 9:15 horas del mismo día, cuando además se desactivó el nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma --activado desde las 17:47 del día del inicio del fuego-.

Tras ello, agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Huelva, junto a agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la Junta de Andalucía, iniciaron la investigación para determinar el origen y las causas de estos incendios y no descartan ninguna hipótesis del origen del mismo. Estas investigaciones continúan en marcha.

El incendio que comenzó en un paraje de Bonares fue declarado sobre las 16,00 horas y en el lugar llegaron a trabajar este lunes un centenar de profesionales, ocho vehículos pesados de extinción y diez medios aéreos. Este incendio provocó que la Junta activara el nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma y el corte, a las 18:33 horas, de la carretera A-484 en el kilómetro 4, según indicó el servicio de Emergencias 112.

Por su parte, el incendio forestal de Almonte se declaró a las 19:50 horas, según indicó el Ayuntamiento, por lo que a las 20:06 activó el Plan de Emergencias Municipal. Así, desde el Plan Infoca señalaron que se trataba un fuego peligroso por el fuerte viento y la temperatura extremadamente alta del día.

En total, el dispositivo de extinción de incendios forestales del Infoca desplegó de lunes a miércoles a un total de 593 personas, repartidas en los distintos turnos.

En el global de efectivos que participaron en la gestión de la emergencia durante los tres días, hay que sumar los cuatro parques del Consorcio Provincial de Bomberos de Huelva, Guardia Civil, el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), personal técnico de la Dirección General de Emergencias y Protección Civil y de 112 Huelva, Policía Local, la Unidad de Policía Nacional adscrita a la Comunidad Autónoma, el Centro de Emergencias Sanitarias (CES) 061 y varias agrupaciones de voluntariado de Protección Civil de la provincia, entre ellas, Almonte, Valverde del Camino, Hinojos, Moguer, La Palma y El Campillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios