Panorama

Prisión sin fianza para el padre de los dos niños hallados muertos en Godella

  • El sospechoso se negó a declarar

  • La madre sigue en el hospital y será interrogada hoy

El padre de los dos niños hallados muertos en Godella, a su salida ayer por la tarde de los juzgados de Paterna tras prestar declaración. El padre de los dos niños hallados muertos en Godella, a su salida ayer por la tarde de los juzgados de Paterna tras prestar declaración.

El padre de los dos niños hallados muertos en Godella, a su salida ayer por la tarde de los juzgados de Paterna tras prestar declaración. / Manuel Bruque / Efe

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Paterna decretó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el hombre detenido en Godella por el supuesto asesinato de sus dos hijos, un niño de tres años y medio y un bebé de cinco meses.

Según el Tribunal Superior de Justicia valenciano, antes de esta comparecencia, en la que el sospechoso se acogió a su derecho a no declarar tras permanecer casi toda la jornada en dependencias judiciales, el juez tomó declaración a dos testigos.

La mujer podría sufrir desequilibrios mentales y el día del asesinato tuvo un brote psicótico

El instructor tiene previsto interrogar este domingo, igualmente en calidad de investigada en el marco de este procedimiento sumarial, a la madre de los niños, que sigue detenida en el hospital de Llíria.

Según fuentes próximas a la investigación y a la espera de que la autopsia determine las causas de la muerte, los cadáveres de los dos menores presentaban golpes en la cabeza.

Las mismas fuentes han señalado a Efe que la mujer podría sufrir desequilibrios mentales y haber tenido alucinaciones, y el día del fallecimiento de los niños tuvo un brote psicótico.

La mujer fue trasladada este viernes al hospital de Llíria para ser sometida a un examen de especialistas que determinase si estaba en condiciones mentales de prestar declaración, sin perjuicio de que en un futuro y en caso de que se solicite por la autoridad judicial, pueda ser sometida a nuevas pruebas, por parte de médicos forenses, con el fin de valorar su imputabilidad.

Las localidades valencianas de Rocafort y Godella vivieron ayer la segunda de las tres jornadas de luto por estos asesinatos.

Las víctimas habían sido objeto de seguimiento con anterioridad por parte de la Policía Local de Godella, donde residían (si bien el mayor estaba escolarizado en el vecino municipio de Rocafort), tras un aviso recibido por familiares.

Los agentes constataron que el aviso respondía a un "conflicto relacional con miembros de la familia extensa" y que tanto los padres como los menores "estaban en buenas condiciones".

Además, la madre de los menores fue detenida por la Policía Nacional el 9 de junio de 2011 en las inmediaciones de Les Corts, donde se manifestaba en una protesta de los "indignados" del 15-M.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios