Panorama

Corbyn acusa a la primera ministra británica de "avivar el odio" contra los inmigrantes

  • El líder laborista arremete contra Theresa May por sus "falsas promesas" de reducir la inmigración y por "sembrar la división"

Jeremy Corbyn. Jeremy Corbyn.

Jeremy Corbyn. / efe

El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, dijo ayer que su partido no hará "promesas falsas" sobre reducir la inmigración al tiempo que acusó a la primera ministra, la conservadora tory Theresa May, de ser cómplice de "avivar el odio" contra los inmigrantes. En un discurso pronunciado en Loughborough, el dirigente de izquierdas previno contra los peligros de sembrar divisiones en el Reino Unido, promoviendo sentimientos de antiinmigración en el país.

"Nosotros [el laborismo] tenemos que escoger un camino diferente; no podemos acomodar, ni ahora ni nunca, al odio", dijo. Corbyn agregó que su partido no hará "falsas promesas sobre objetivos de inmigración como han hecho los tories ni sembraremos divisiones, pero adoptaremos acciones decisivas para finalizar el debilitamiento de salarios y condiciones de los trabajadores, restauraremos el Fondo para el Impacto Migratorio para respaldar los servicios públicos y apoyaremos reglas justas sobre inmigración".

Corbyn se refirió a las consecuencias que ciertas actitudes desde algunos sectores de la política han tenido con el aumento en este país de los llamados crímenes de odio -por factores como raza, religión o sexo- tras el triunfo del Brexit y la reciente elección de Donald Trump como presidente de EEUU.

El dirigente laborista aludió al hecho de que tanto la campaña favorable a la salida del país de la Unión Europea (UE) antes del pasado referéndum del 23 de junio centraron sus promesas en la reducción de la inmigración. En su ataque a los conservadores, Corbyn afirmó que el partido gobernante "ha avivado las llamas del miedo sobre la inmigración".

El líder del partido laborista criticó la "cultura en la que han subido los niveles de crímenes de odio" así como el hecho de que "las posturas de extrema derecha se perciben ahora como parte de lo normal, avivadas por secciones de los medios de comunicación que publican historias deshonestas como rutina".

Corbyn ridiculizó en su discurso el "falso antielitismo" que profesan Trump y el líder en funciones del eurófobo partido de la independencia del Reino Unido UKIP, Nigel Farage -uno de los abanderados de la salida de la UE-, a quienes describió como "hombres blancos ricos".

Entretanto, varios políticos conservadores instaron ayer a la primera ministra a retirar el recurso ante el Tribunal Supremo contra el fallo judicial que estipula que el Brexit debe someterse a aprobación parlamentaria. El citado grupo aboga ahora por comenzar el procedimiento de salida lo antes posible mediante un proyecto de ley en el Parlamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios