Tribuna

Sixto Romero Sáchez

Profesor de la Universidad de Huelva. Presidente de la Academia Iberoamericana de la Rábida

Alrededor de Iberoamérica y Pima (y IV)

Alrededor de Iberoamérica y Pima (y IV) Alrededor de Iberoamérica y Pima (y IV)

Alrededor de Iberoamérica y Pima (y IV)

La educación es un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva. Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos. La Unesco exhorta a los gobiernos y a todos sus asociados a convertir la educación universal de calidad en una prioridad principal y destacar el papel clave de la educación para la construcción de sociedades sostenibles su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el caso de Iberoamérica, en materia educativa, existe una enorme heterogeneidad, tanto entre países como dentro de un mismo país. Aún hay retos importantes asociados a la calidad, equidad e inclusión, sin embargo, también se están realizando avances significativos. Hay que trabajar para hacer realidad la formación a lo largo de toda la vida y para conseguir una educación superior de calidad, con mayores oportunidades de movilidad y más vinculadas con la investigación.

Es encomiable la labor que realiza la OEI para conseguir los retos en los que está trabajando con líneas estratégicas en el ámbito educativo:

a) Fortalecimiento de la primera infancia.

b) Competencias para el siglo XXI.

c) Gobernanza y liderazgo.

d) Educación en Derechos Humanos, Democracia y Ciudadanía, aspectos esenciales para construir una cultura de democracia.

e) Educación Superior.

Y es relativo a este último reto al que me voy a referir. La Academia Iberoamericana de La Rábida viene trabajando desde su creación La Academia Iberoamericana de La Rábida en el estudio de cualquier tema histórico, literario, artístico, científico o técnico, relacionado con la cultura y la sociedad andaluzas, así como en la interrelación entre éstas y la cultura y la sociedad iberoamericanas, con el convencimiento de que el reconocimiento del valor que la diversidad cultural representa para el desarrollo de las personas y de nuestras sociedades, favorecerá un incremento de los intercambios culturales, artísticos y científicos entre los países iberoamericanos, a través de mecanismos que garanticen la preservación de nuestras identidades. En esta línea viene colaborando con nuestra Universidad y otras instituciones para hacer ver que una universidad del siglo XXI debe estar asociada al pensamiento empírico y a los descubrimientos científicos que llegaron tras la revolución industrial. El desarrollo de internet, así como proyectos como PIMA, Programa de Intercambio y Movilidad Académica (PIMA), permite pensar en una evolución de las universidades, ya que la educación presencial en las aulas físicas puede complementarse o hasta ser reemplazada por las clases a distancia. Con la ayuda de videoconferencias, chat, el correo electrónico y otras aplicaciones tecnológicas, la universidad está en condiciones de digitalizarse. De esta forma, se reducen los límites físicos (como la distancia geográfica) para el acceso a la formación universitaria. No obstante, la creación de Redes en el programa PIMA permite fomentar la cooperación entre instituciones en el campo de la enseñanza superior y promover una intensa colaboración entre las universidades iberoamericanas.

Las universidades andaluzas forman parte integrante fundamental de las redes de PIMA. Es de reseñar: a) la Universidad de Almería en las redes, Desarrollo Agrario y Económico: tendencias actuales, Ciencias Ambientales y Energías Renovables, Psicología y Educación, Red de turismo; b) la Universidad de Cádiz en las de Enología, Ingeniería para la Cooperación al Desarrollo; c) la Universidad de Córdoba en las de Agroforestal, Desarrollo rural y Medio Ambiente, Biología, Ciencias Ambientales, Física y Química, Ingeniería Civil y Minas; d) la Universidad de Granada en las de Educación y Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible; e) la Universidad de Huelva en las de Intercambio de Ingeniería, Educación, Derecho y Trabajo Social; f) la Universidad de Jaén en la abriendo fronteras en Empresariales e Ingenierías, Ambiental, Desarrollo Sostenible, Conservación y Biodiversidad; g) la Universidad de Málaga en las de Estudios Ambientales y Economía; h) la Universidad de Sevilla en las de Agricultura para el Desarrollo Sostenible y Pediatría; i) la Universidad Pablo de Olavide en las Trabajo Social, Riede (Derecho), Promades (Biología), Humboldt (Historia).

En definitiva, PIMA permite el intercambio de información y experiencia para que la diversidad y las singularidades de los diferentes sistemas educativos de los países participantes se conviertan en una fuente de enriquecimiento y de estímulo recíproco que facilite la movilidad de estudiantes y el reconocimiento de los estudios cursados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios