Una amenaza que siempre está latente

La detención de un presunto yihadista en Marruecos y el posterior registro de su domicilio en Sevilla nos recuerda de nuevo que el terrorismo islamista es una amenaza que siempre está latente y que nunca se debe bajar la guardia ante el mismo. De hecho, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado nunca se han relajado y de ahí el permanente rosario detenciones de radicales musulmanes en diferentes puntos de España. La noticia difundida ayer por el Ministerio del Interior no la podemos tomar a la ligera. El Juzgado Central de Instrucción Número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional creen que el detenido tenía previsto atentar en Sevilla, aunque aún no se ha especificado cuándo ni de qué manera. Es pública la existencia de un vídeo difundido por internet en el que presuntos yihadistas colocan en el punto de mira a la Semana Santa de Sevilla, pero no hay ninguna constancia de que este documento tenga relación con el detenido. Pese a la gravedad de los hechos, en ningún momento debemos sumergirnos en el miedo. Que se sepa, no hay evidencias de la inminencia de ningún ataque terrorista islámico durante estos días y la mejor manera que tienen los ciudadanos de luchar contra el terrorismo es continuar con su vida con normalidad, siempre que las autoridades competentes no indiquen lo contrario.

Los políticos tienen la obligación de esquivar la tentación de utilizar para sus intereses partidistas la operación policial -más en estos días de campaña electoral para el 28-A-. Es el momento de la unidad, porque la amenaza yihadista es un problema que nos compete a todos. Asimismo, nuestros representantes deben hacer lo posible por cortar de raíz cualquier intento de culpabilizar a la amplia -y en su inmensa mayoría pacífica- comunidad musulmana que vive en Andalucía. De hecho, la comunidad islámica Mezquita Ishbilia se ha apresurado a mostrar su "máxima condena" del terrorista, así como a "todos aquellos que amparándose en nuestra religión de paz quieren provocar dolor y muerte". La mezquita sevillana, además, "rechaza toda vinculación del islam y los musulmanes con estos planes terroristas", y recuerda que Sevilla es un "ejemplo de tolerancia, respeto y convivencia y nuestra comunidad seguirá velando por estos valores". En la guerra contra el terrorismo están todas personas de buena voluntad, independientemente de su credo religioso o político.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios