El PSOE sigue en racha electoral

El PSOE es el claro favorito para imponerse en las elecciones europeas que se celebran el próximo domingo. Si la previsión se cumple, los socialistas ratificarían e incluso mejorarían lo resultados de los pasados comicios generales y llegarían envueltos en un clima de optimismo a su desafío más importante: la investidura en el Congreso de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Es la principal lectura que se puede extraer tras leer la encuesta elaborada por Metroscopia para este periódico. El trabajo resalta que todo sopla a favor Sánchez en estos momentos. El triunfo del 28-A ha consolidado la imagen del partido y el gancho como candidato del ministro Josep Borrell también es una baza positiva para el electorado. Incluso la muerte de un histórico dirigente como Alfredo Pérez Rubalcaba provocó un "repliegue emocional" entorno al Partido Socialista, cuando se terminaron de realizar las 1.700 entrevistas telefónicas de esta muestra demoscópica, a doce días de la cita con las urnas. En este escenario PSOE podría aumentar su representación en el Parlamento europeo en cuatro escaños.

El PP sería, de nuevo, el gran derrotado con cinco diputados menos que en la convocatoria de 2014. Pero al menos Pablo Casado podría defender ante sus huestes que lo peor ya ha pasado. La encuesta revela que los populares recuperan apoyos gracias a que una parte de su electorado que se marchó a Vox, ha decidido regresar a la casa madre después del voto de castigo de abril. Aun así, la formación de Abascal puede estrenarse en Bruselas con cuatro representantes. También Ciudadanos se perfila como uno de los vencedores de la noche del próximo domingo, pero puede que deba seguir aguardando otras convocatorias para completar su deseado sorpasso al PP.

Lejos de pensar que la concentración de elecciones acabaría por causar el cansancio entre los votantes, el estudio demoscópico asegura que los españoles siguen movilizados y con ganas de acudir a sus colegios electorales. Los comicios europeos se beneficiarían de esa mayor participación que hace cinco años, cuando apenas alcanzó el 45%. Porque los retos que necesita afrontar la Unión Europea son muy importantes y su misma esencia se halla en peligro ante el auge de los nacionalismos y los populismos que apuestan por su destrucción desde dentro. El ejemplo del Brexit es el más cercano, pero no la única amenaza. En ese sentido, es reconfortante constatar como un 80% de los encuestados siguen creyendo en el concepto que significa Europa y sólo reclaman a España un mayor protagonismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios