Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Grietas en Estados Unidos

Dos años después del grotesco asalto al Congreso, Estados Unidos presenta claros signos del deterioro de la calidad de su democracia

Dos años después del grotesco asalto al Congreso de los Estados Unidos que puso un colofón desgraciado al mandato de Donald Trump en la Casa Blanca, la que hasta ahora ha sido la indiscutida primera potencia mundial se enfrenta a una nueva crisis política. El bloqueo del Capitolio que ejerce el sector más conservador del Partido Republicano y que impide nombrar a Kevin McCarthy como presidente de la Cámara de Representantes es un episodio más, el último por ahora, que enciende alarmas sobre la calidad del sistema estadounidense. La alargada sombra de Trump se ha convertido en un problema que viene a poner de relieve el deterioro que sufre una democracia que no hace tantos años estaba considerada como una de las más consolidada y más liberales del mundo. El siglo XX se conformó con Estados Unidos como símbolo de la libertad individual y colectiva frente al sistema comunista que negaba y perseguía ambas. Dos veces intervino con las armas en Europa para asegurar que esos valores prevalecerían en occidente y la Guerra Fría fue otro ejemplo de defensa de la democracia frente al totalitarismo. Hoy esa etapa está superada y Estados Unidos deja ver grietas en su sistema político, que se pusieron especialmente de relieve con la llegada de Donald Trump al poder. Su salida de la Casa Blanca y le llegada del demócrata Joe Biden permitió albergar esperanzas. Pero Biden ha demostrado ser un presidente débil y, por razones de edad y de competencia, incapaz de devolver Estados Unidos al lugar que ocupaba. Esta situación, como se ha visto en Ucrania, no ayuda a que tengamos un mundo más estable y democrático. Los tres principales focos de poder de la escena internacional, Estados Unidos, China y Europa, atraviesan, cada una por razones peculiares, crisis en su modelos políticos. La suma de todas ellas, como advertía recientemente el FMI en su análisis de perspectivas para 2023, prefiguran una situación conflictiva que tendrá consecuencias sociales y económicas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios