España debe ajustar su plan del 'Brexit'

El Parlamento británico abre esta semana sus sesiones y cierra la siguiente, el Brexit a las bravas ha dejado de ser el peor de los escenarios, ahora es el probable. El Gobierno español cuenta con un plan de contingencia, que tendrá forma de decreto ley, pero que entendemos que debe ser revisado y sometido a pruebas de realidad. España es uno de los países que se verá más afectado por la salida del Reino Unido, y esto por dos razones: por las amplias relaciones comerciales entre ambos países y por la situación de Gibraltar. A este respecto, las autoridades del Peñón y Exteriores deben aclarar si los cuatro memorandos acordados hace un año son de aplicación en el caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo entre Bruselas y Londres. Estos memorandos, los primeros que se firman entre España y Gibraltar, dan cobertura a los problemas locales: la diferencia de fiscalidad con la Roca, la situación de los trabajadores españoles en el Peñón, el compromiso medioambiental y el modo en que las mercancías serán tratadas en la frontera. Son cuatro buenos textos que se sumaban al que debía de ser el acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea, pero las autoridades gibraltareñas tienen ahora dudas sobre si estarán vigentes en el caso del Brexit a las bravas. Esto debe quedar aclarado. Esta semana comenzarán a reunirse los ministerios más implicados -Exteriores, Trabajo y Comercio- y es posible que haya una reunión extraordinaria sobre el asunto presidida por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Entendemos que, a lo largo de este mes, el conjunto de la población debe ser informada de los cambios a los que nos exponemos. Hay unos 300.000 británicos que viven en España y unos 150.000 españoles en el Reino Unido, que es además nuestra mayor fuente de turistas y el tercer comprador de bienes y servicios. El Gobierno español debe tener un plan para todas las situaciones que se pueda producir, no hay que dejar nada al capricho del optimismo, hay quien prevé el colapso de las entradas y salidas de mercancías desde el puerto francés que comunica con las islas británicas por tren. Los trabajadores españoles que a diario entran en Gibraltar tienen que saber con qué problemas se encontrarán ese día a la entrada o salida de la Roca. De aplicarse los memorandos, no habría ningún cambio, pero esto es algo que debe abordarse a lo largo de estas semanas. Lo mismo cabe decir de la situación especial del municipio de La Línea, cuya existencia está ligada a las relaciones con sus vecinos gibraltareños.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios