HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía extrema la alerta

Aunque los datos mejoran en Andalucía, no es el momento de que ni los políticos ni el resto de los ciudadanos bajen la guardia

Los científicos intentan comprender estos días por qué Andalucía es una de las regiones españolas que mejor está resistiendo al embate del Covid-19. Esto, claro, sin olvidar que, según las cifras difundidas ayer, ya se han producido 207 muertes por la acción de este virus que parece haber llegado para cambiar el mundo tal como lo hemos conocido hasta ahora. Son muchas las razones que pueden haber ayudado a esta resistencia andaluza: el buen clima, el modo de distribución de la población, la actitud cívica y disciplinada que están demostrado los andaluces durante el confinamiento... Tiempo habrá de que los especialistas investiguen los motivos. Por lo pronto, ayer supimos que el crecimiento de los contagios se atenúa: pasa del 12,7% al 9,47%, el porcentaje más bajo desde que empezó la crisis. Es un claro rayo de esperanza, pero no debe provocar de ninguna manera que nos relajemos. Como ya anunció ayer el presidente de la Junta, Juanma Moreno, en una entrevista concedida a los periódicos del Grupo Joly, lo peor de la pandemia está aún por llegar. Por eso, ayer mismo el propio Juanma Moreno anunció que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobará hoy activar el plan de contingencia para afrontar un pico de 9.000 casos de Covid-19 en la comunidad autónoma, aunque el dato actual siga por debajo de 5.000, para actuar con "responsabilidad y anticipación" y estar "lo mejor preparados posible" cuando se alcance esa cifra de 9.000, que se prevé a lo largo de esta semana que ahora empieza.

Queda claro, por tanto, que no es el momento de que ni los políticos ni el resto de los ciudadanos bajen la guardia. Porque si algo nos está enseñando esta cruel pandemia es que la falta de previsión y la relajación de las medidas de seguridad se pagan muy caras. Hoy entra en vigor el real decreto por el que el Gobierno endurece el confinamiento de los españoles y que sólo permite trabajar a los llamados "servicios esenciales". Independientemente de las críticas que se puedan hacer a dicha medida, como que abre demasiado la mano con la consideración de "servicios esenciales" o que es un tanto apresurada y no da tiempo a ejecutarla con garantías plenas desde hoy, lo cierto es que es imprescindible su cumplimiento por dos razones: la primera es porque es de obligado cumplimiento y los ciudadanos responsables deben acatar las leyes; y la segunda, y más importante, porque aumentar la distancia social es uno de los métodos más eficaces para combatir el virus. Otra cosa es la incomprensible tardanza con la que está llegando el material sanitario y de protección a los sitios donde más se necesitan. De eso, y de otras cosas, tendrá que responder quien le corresponda. Pero eso será cuando el virus sea ya un triste recuerdo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios