La música es un arte que nos acompaña, hace vibrar nuestros sentimientos, nos hace soñar y nos eleva espiritualmente.

La afición a la música en Huelva siempre ha tenido una amplia acogida popular y prueba de ello es ver la numerosa asistencia del público a los conciertos que con asiduidad nos ofrece la Sinfónica Municipal de Huelva que de manera masiva cautiva a cuantos asistimos a sus actuaciones.

La labor del Ayuntamiento de la capital en esta materia se va desarrollando en los últimos años de forma digna de elogios.

Quienes hemos conocido a los directores de nuestra Banda Municipal desde hace muchas décadas, hemos comprobado años de esfuerzos, de muchas necesidades materiales en la instrumentación de los profesores y en suma de no toda la atención que se merece este grupo de músicos, de primera clase, que tenemos el orgullo de tener en nuestra ciudad.

Pero el milagro de la constancia se produjo. Y para muchos de los amantes a la música, en la Sinfónica se ha producido por la tenacidad, la valía y el empeño de su director, Francisco Navarro.

La labor de Navarro en Huelva está demostrada en comprobar cómo en cada concierto las butacas del Gran Teatro y de la Casa Colón se llenan de un público que aplaude con entusiasmo cada concierto.

Tenemos una magnífica Sinfónica Municipal en Huelva que dirige un profesor acreditado internacionalmente y con un conjunto de profesores que ponen todo su valor en cada actuación.

Mi afición a la música me ha hecho tener gran amistad con profesores que son ya historia, como Manuel del Castillo, Salas, Sarabia, Sanchís, De la Poza, Vicente Ballester y muchos más que han dejado y dejan su trabajo en pro de un conjunto musical que cada día va a más. Pero la Banda Sinfónica necesita más ayuda en su mantenimiento como agrupación. Y todos esperamos que no le falte, porque para nuestro Ayuntamiento, la Banda onubense no deja de ser un signo de cultura y arte de la ciudad que potencia sus actos, efemérides y actuaciones varias.

En las postrimerías del año que se nos va, sus últimos conciertos han sido inolvidables, por sus variadas y bien escogidas selecciones musicales y magníficas interpretaciones: ópera, boleros, valses, de cine, clásicos y para terminar su selección navideña anual con su gran concierto.

Hoy, en nombre de quienes amamos la música, de quienes admiramos a nuestra Banda Sinfónica y de quienes creemos que a través de su sones Huelva es más culta, desearíamos hacer llegar a todos sus profesores y de forma particular y especial a Francisco Navarro, su director, nuestra felicitación y admiración en nombre de tantos quienes seguimos su preciada y difícil labor. Gracias, amigo Paco.

Al Ayuntamiento en su Delegación de Cultura el máximo apoyo a la Sinfónica, que tan alto está dejando el nombre de Huelva en la música.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios