En directo Los fallecidos eran "tres buenos estudiantes con vocación social"

El Malacate

Javier Ronchel

jaronchel@huelvainformacion.es

La revolución empieza en Huelva

Algo muy importante se cuece en la industria en España y la provincia de Huelva es la cocina. Hace algo más de dos meses se conocían los planes de Iberdrola y Fertiberia para impulsar aquí el mayor complejo del país para la producción de hidrógeno verde, con una inversión estimada de 2.200 millones de euros, capacidad para generar hasta 20.000 empleos en total y que requerirá de alianzas con la Universidad de Huelva y con otras compañías y empresas.

Desde entonces se esperaba la reacción de Cepsa, dinamizadora de la actividad industrial en territorio onubense y parte de un modelo de negocio con fecha de caducidad. Por eso mismo se especulaba sobre su posible integración en el clúster, aunque no ha sido hasta esta semana cuando ha movido ficha con la presentación de un plan estratégico que no ha defraudado a nadie.

La compañía ha anunciado que invertirá hasta 8.000 millones de euros en los próximos años para, sobre todo, liderar el desarrollo de hidrógeno verde en la Península con una infraestructura que le lleve a producir 2GW, a la cabeza europea, además de producir biocombustibles y los nuevos carburantes sostenibles para la aviación.

El detalle no se ha ofrecido aún, pero todo apunta a que la mayor parte de esa inversión tiene Andalucía como destino, para las dos refinerías en Huelva y Cádiz, que pasan ya a ser parques energéticos, en ese plan que va a dejar atrás la dependencia de las fuentes fósiles de energía para virar hacia la descarbonización y la sostenibilidad en los procesos industriales. En ese contexto parece que las instalaciones de Palos de la Frontera acapararán también el principal esfuerzo de la compañía, con una ampliación de la factoría para producir las tres nuevas líneas que marcan su transformación hasta 2030.

Pese a llevar caminos independientes, los dos grandes desarrollos industriales en España vinculados al hidrógeno verde se van a ubicar en Huelva, con una inversión global milmillonaria. Y hay que añadirles, por otro lado, 280 millones más que pondrá Atlantic Copper para su innovador proyecto CirCular, pionero en Europa.

No hay duda. La provincia onubense es el foco de la nueva revolución industrial. Y debe estar a la altura. Todos debemos estarlo. No hay que perder tiempo y hay que prepararse. Con formación especializada y un tejido industrial auxiliar ágil y cualificado, adaptado a las nuevas necesidades, como en Huelva hay hace años, tan valorado en los grandes complejos petroquímicos peninsulares. Y la Administración debe ayudar a despejar el camino. Esta oportunidad hay que aprovecharla, por el bien de todos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios