HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Paso firme

Ana Vives Casas

anvives@huelvainformacion.es

Una huelva... y dos velocidades

Esto no lo he visto en ninguna otra parte del mundo. Solamente falta ponerse manos a la obra". Las frases son de un empresario alemán que hace siete años descubrió Huelva. Se quedó enamorado de ella, hasta el punto de que intenta visitarla al menos una vez al año desde entonces. Su visita inicial no fue una casualidad. Llegó para avistar un posible nicho de negocio. Lo encontró y le convenció. Pero las dificultades que se topaba cada vez que llegaba el momento de cerrar un trámite, la lejanía, no geográfica, ni la que se refleja en contabilidad kilométrica, sino la que se traduce en el tiempo necesario para llegar desde cualquier punto a Huelva o desde nuestra provincia a cualquier destino, terminaron llevándose su proyecto a otra provincia.

Huelva puede presumir de una situación estratégica privilegiada, de una riqueza natural envidiable, de una agricultura que es referente en el ámbito internacional, o de una industria química y energética que emplea de forma directa a más de 9.500 familias en Huelva y que está a la vanguardia de España. La provincia se presenta como uno de los destinos con mayor proyección internacional gracias, entre otras cosas, a su clima, a su amplia oferta gastronómica y a una planta hotelera que puede presumir de ser una de las más modernas que se encuentran en Andalucía. Y seguimos: el Puerto de Huelva ya se ha colocado en la quinta posición del ranking nacional, pasando por delante incluso del de Bilbao. La venta de los productos en el exterior se dispara y coloca a la provincia a la cabeza de la Comunidad andaluza en exportaciones de la mano de las actividades industrial y agrícola.

Pues a pesar de todo ello, en esta provincia llevamos décadas hablando de potencialidades, de proyectos, de una Huelva por descubrir. ¡Décadas! Usamos el condicional como si turbase dar un paso adelante, mientras nuestros vecinos y competidores avanzan sin titubeos ni descanso.

No hay duda, en Huelva hay dos velocidades. La de quienes apostamos por el crecimiento, por el avance, por la vanguardia y (sí, no tengo duda) el bienestar, y la que abanderan las administraciones, con un ritmo que en Huelva ha sido muy inferior al que merecía y que se traduce en un desempleo que afecta a la cuarta parte de la población y la pérdida (la no llegada mejor) de hasta 1.500 millones de euros que se han dejado de invertir porque desde los gobiernos se ha decidido tender la mano y apostar por otras provincias.

No es de recibo y, ahora que aún resuena el reclamo (sin tintes políticos) del 15-M, es momento de que unifiquemos la vía de acceso y subamos al tren de máxima velocidad, al avión si podemos para perder menos tiempo. Hagámoslo ya, de lo contrario, seguiremos perdiendo el tiempo y alimentando esas dos velocidades que tanto daño hacen. No hay más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios