Es incomprensible cómo hemos llegado hasta aquí. La violencia contra las mujeres duele a diario. Una sociedad no puede permitirse el drama cotidiano de la mitad de sus componentes que pasean a diario por una calle poco iluminada, o que tienen miedo al volver a casa. Huelva Información le puso cifras a esa tragedia, con más de tres casos de violencia más cruel vividos cada día, uno detrás de otro. Además de declaraciones, manifiestos o actos más o menos simbólicos es más que urgente poner fin a esta lacra de una vez. Las medidas son complejas y buena prueba de ello es que hasta ahora no hemos sido capaces de ponerle coto, pero es más que imprescindible que todos aporten lo que puedan, incluida la educación y el rechazo social, a una tragedia que dura demasiado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios