Una calle que es un lamento constante

En pocas ocasiones aquello de que una imagen vale más que mil palabras es más elocuente. Se trata de la calle San Francisco Javier en la localidad de Punta Umbría y, desde luego, hay que tener paciencia de santo para, no sólo transitar por ella, sino tan siquiera echarle un vistazo, porque es hiriente. Hay que pedir de los responsables públicos un poco más de cuidado, no sólo en atender a las reivindicaciones de los vecinos, sino de no ofender con una calle en tan pésimas condiciones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios