HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

ZPedro sigue igual

El arte está hoy en parecer que digo, sin decir ni comprometerme, y en ello, ZPedro es todo un ejemplo

Siempre aludieron los clásicos a la política como el "arte de lo posible", pero en esta España de los últimos tiempos es un axioma superado por las pretensiones particulares y partidistas, por la flagrante deslealtad al sistema y a las instituciones democráticas, al tacticismo constante orientado al… "hay que sacar del poder a…", lo que es esencia legítima de la democracia por la vía de las urnas exclusivamente, y no otras, al tiempo que quien lo ostenta también está legitimado, y por la misma vía, para evitar que los otros le alcancen.

Sin embargo, hoy el arte está en parecer que digo, sin decir ni comprometerme, y en ello, el amigo ZPedro es todo un singular ejemplo, pues acusa de inmóvil al de enfrente mientras él es capaz de votar lo mismo y lo contrario sobre un tema para acabar absteniéndose sin solución de continuidad en todo ello, lo que le convierte en un socio escasamente fiable.

Construyo silogismos con premisas inconcretas que llevan a conclusiones puramente virtuales, por no decir falsas. Habla de diálogo sin tener en cuenta que el sedicioso es un traidor y, en consecuencia, el diálogo no lo contempla. Propone dar un paso más pero no dice cuál ni hacia dónde. Expone un modelo federal a quien quiere independencia, lo que inhabilita una teórica - y necesaria - reforma constitucional. Niega la aplicación del artículo 155 que proponen líderes históricos y aún amenaza con tomar él la iniciativa frente al secesionismo, sin especificar cómo, con quién y con qué objetivo.

En definitiva, ese "estar de acuerdo en lo sustancial" es el envoltorio de un presente vacío de contenido. Dialogar con quien no quiere hacerlo es, por tanto, un absurdo. Los independentistas no son todos los catalanes y son ellos quienes deben romper el ciclo autoritario y disponerse a hablar, en su momento, del Título VIII, del modelo de financiación autonómica, de infraestructuras… Ahí sí, porque estaríamos afectados todos y sería lo justo, lo cooperativo y lo legal; lo demás, digas lo que digas, ZPedro, son falacias.

P.D. Mi recuerdo emocionado a la oración cantada por José Feliciano desde nuestro Ayuntamiento tras el brutal asesinato de Miguel Ángel Blanco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios