fila siete

Vicente

Taquillazo portugués

Multicines La Dehesa Islantilla.- Producción: Francia, 2013.- T.O.: 'La cage dorée'.- Duración: 90 minutos.- Dirección: Rubén Alves.- Guión: Ruben Alves, Jean-André Yerles y Hugo Gélin.- Fotografía: André Szankowski.- Montaje: Nassim Gordji Tehrani.- Diseño de producción: Maamar Ech-Cheikh.- Intérpretes: Joaquim De Almeida, Rita Blanco, Roland Giraud, Chantal Lauby, Barbara Cabrita, Lannyck Gautry, María Vieira

Por esas extrañas curiosidades de la cartelera de Huelva, a veces se producen ciertas sorpresas, como es la vuelta de esta película que se estrenó en Huelva el verano pasado y vuelve a esta sala de Islantilla. Vale la pena su reposición. No es habitual que se estrenen películas francesas en nuestros cines. Lo es cuando se trata de éxitos taquilleros notables. Es el caso de esta producción francesa del año pasado, La jaula dorada, que arrasó en los cines portugueses, como el gran taquillazo de 2013 y logró un insólito Premio del Público de la Academia del Cine Europeo. Y todo porque los protagonistas de esta película, encarnados por dos excelentes intérpretes de la escena y el cine lusos, Joaquim de Almeida y Rita Blanco, son un matrimonio portugués emigrado a París hace unos treinta años y viven una experiencia sorprendente.

Efectivamente, María y José Ribeiro, que huyeron de su país como consecuencia de la pobreza y del régimen que lo gobernaba, se instalaron en la capital de Francia, él, dedicado a la construcción y ella, como portera de una elegante mansión de un acomodado barrio de París. Tienen dos hijos que son íntegramente franceses y un día se enfrentan a una inesperada disyuntiva. Cuando tratan de regresar a Portugal porque han heredado una considerable fortuna y una gran finca con viñedos con la condición de que vivan en ella y continúen la tradición viticultora, ambos están absolutamente de acuerdo, pero todo el mundo se opone: parientes, amigos e incluso sus jefes. Para todos son imprescindibles.

Lo que en principio podría parecer una comedia sobre los contrastes culturales, Rubén Alves, director de origen portugués, en esta su opera prima, lo plantea como una comedia costumbrista. Si bien dominan los lugares comunes del género el realizador ha sabido viabilizar los conflictos entre clases sociales y los contrastes que dan lugar a equívocos y controversias pintorescas y en muchas ocasiones divertidas. Pero los mejores logros dentro de los habituales recursos del género y en particular de la comedia francesa, corren a cargo de la simpatía que se desprende de la sencillez y naturalidad de los personajes.

El resultado es una comedia con diversos rasgos de humor con un conjunto de tipos que encarnan con hábil presteza la mayoría de los intérpretes. Destacan especialmente los protagonistas Joaquim de Almeida y Rita Blanco. Sus características no encajan en principio con un talante propio de la comedia, pero se adaptan a él por su capacidad de contención y acomodo a ese ámbito en el que los personajes secundarios conforman un conjunto acorde con las intenciones y el dilema esencial de la historia, que se centra en el abandono de su ámbito de trabajo para desarraigarse de él y retornar a sus raíces y a una vida que compense sus anteriores sacrificios y renuncias.

Quiroga

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios