El faro

La Rábida, Mi instituto

Son miles las mujeres que han pasado por sus aulas, ellas también forman parte de la historia del centro

La Rábida es mi instituto, donde continué mi formación tras mi periodo escolar, mi fase educativa intermedia hasta llegar a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, en la que realicé mi carrera de periodismo. Por las aulas de este centro de Educación Secundaria de Huelva, ubicado en la avenida Manuel Siurot, pasó el Premio Nobel de Literatura, el moguereño Juan Ramón Jiménez, y su actual sede, una majestuosa edificación diseñada por el arquitecto José María Pérez Carasa, está siendo objeto de una reforma integral. Ésta abrió sus puertas en el curso 1933/34 y requería de obras de mejora.

En mi etapa como alumna del instituto La Rábida tuve como profesora a Manuela Parralo, la actual subdelegada del Gobierno en Huelva. Ésta realizó una sustitución y durante un año me impartió la asignatura de Lengua Española y Literatura. Todos los alumnos estábamos encantados con sus clases, que hacía muy amenas. Durante las mismas leía textos literarios y con sus lecturas captaba la atención del alumnado, que la seguía atentamente.

En un curso superior, también me dio clase, en la misma materia, Carmen Ciria, que me enseñó a realizar los comentarios de texto y a profundizar en las creaciones literarias. En la asignatura de Griego tuve de maestra a Margarita Ramírez-Montesinos, que me transmitió su pasión por la cultura helénica, su mitología y sus héroes mitológicos.

Fue el instituto La Rábida en el que se matriculó, en el año 1871, la primera mujer para realizar la Enseñanza Media en España. Se trata de Antonia Arroba, que abrió camino a otras.

Desde entonces son miles las alumnas que han pasado por sus aulas, sin embargo, curiosamente, en la web del Instituto de Educación Secundaria La Rábida, en el apartado de la historia de este centro, entre su alumnado, a excepción de Antonia Arriba, sólo se destaca a alumnos célebres. Aparece un listado conformado por veintidós nombres y entre ellos ninguno de mujer. ¿No hay entre las miles de alumnas que se han formado en el instituto La Rábida ninguna digna de mención?. Investiguen un poco e irán surgiendo nombres con el que completar en la web esa lista de antiguos alumnos del centro. No vale con dejarlo en puntos suspensivos, ellas también forman parte de la historia de mi instituto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios