La reciente visita de la consejera de Fomento al Puerto de Huelva dejó todo un ideario de buenas intenciones por parte del Gobierno boqueronista de Juanma Moreno para la provincia onubense. Desde la Junta se admite que este rinconcito marinero de la piel de toro merece otro trato y se debe trabajar en la vía de terminar con el déficit de infraestructuras que tiene. Ha de saber la consejera Carazo que Huelva ya no se puede permitir más cantos de sirena y que esta reclama actuaciones sin más dilación. Se ha perdido mucho tiempo por parte de los gobiernos de la rosa y la gaviota durante décadas. Ojalá nos devuelvan ahora lo que otros nos birlaron. Habrá que estar al liquindoi.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios