Paco Huelva

Personalismos

El esperpento de los partidos a la izquierda del PSOE en Andalucía es un desastre marcado por personalismo

Como es sabido las elecciones en Andalucía se han adelantado -por quien tiene la potestad para convocarlas- y se celebrarán el domingo 19 de junio. Los partidos políticos que concurrirán a las mismas andan elaborando las listas de cada provincia para intentar obtener el mayor número de votantes posibles, y, una vez realizado el recuento y vista la representación obtenida en el Parlamento, es decir, los nombres y apellidos de cada uno de los ciento nueve parlamentarios electos y su adscripción política, vendrá el momento de conformar el Gobierno de esta XII legislatura a la que nos enfrentamos, en una situación, es cierto, y esto no hay que explicarlo, de crisis generalizada en lo sanitario, lo económico, lo social y también en lo político, por un cambio global de tendencias, o de paradigmas si lo desean, que parece a priori favorecer a las derechas y cohibir a las izquierdas, o anonadarlas no sé muy bien, con los resultados que estamos viendo en los comicios celebrados tanto en España como en otros territorios europeos o no.

El poder cuando se traspasa, o se pierde, que en el caso del que hablamos viene a ser lo mismo, cuesta mucho trabajo recuperarlo. Se le atribuye al escritor Eugenio d'Ors Rovira la frase, que ya está acuñada en nuestro imaginario, que "los experimentos hay que hacerlos con gaseosa" como reprimenda a un camarero que vino a derramarle sobre la chaqueta media botella de champagne francés. Y, por supuesto, la misma es válida también tal que anillo al dedo propicio, para la política. Pero, los líderes que conforman el espacio político que denominamos como de izquierdas en Andalucía y en España, parecieran no darse cuenta de dicha sentencia. Y así nos va, claro.

El esperpento, por mucho que ahora quieran suavizarlo de cara a la sufrida galería, llevado a cabo en Andalucía por los partidos a la izquierda del PSOE así lo revela. Un verdadero desastre motivado exclusivamente por una cuestión de personalismos que para nada responden al interés general. Mientras tanto, Moreno Bonilla y la recién aterrizada Macarena Olona frotándose las manos. De Cs ni hablamos.

Es cierto que el PSOE ha sido hasta ahora la fuerza más votada en el territorio, incluyendo la legislatura actual. Pero, la inactividad del mismo, el hartazgo de la militancia, la ausencia de liderazgo, sumado al entuerto de quienes están a su izquierda como se dijo, pueden perpetuar al actual presidente si no se remangan y rápido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios