Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Vox no ha escarmentado después de que Olona hiciera el ridículo en las elecciones andaluzas de junio, con su exagerada parodia de una andaluza de cliché. Y repite con el vicepresidente de Castilla y León la astracanada; en ocasiones García Gallardo recuerda al señorito Iván de Los santos inocentes. Macarena interpretó todos los tópicos románticos; fingía ser la morena de la copla, la Carmen de Mérimée o modelo de Romero de Torres. Hay precedentes. El fraguista Kirkpatrick, candidato cunero de AP por Granada en 1982, apareció con sombrero de ala ancha y botos. Cuando le preguntaron por su indumentaria explicó que lo hacía "para pasar desapercibido". Juan Gª Gallardo usa como modelo al señorito a caballo, un don Juan Tenorio centauro que no sabe mucho de embarazos, ni de nada. Pocas ideas, pero fijas.

El cotarro político está agitado de Despeñaperros para arriba. Vox y PP se dan de gorrazos en tierras del Cid, mientras el PSOE recalienta el asunto. Y el PP le hurta a Unión del Pueblo Navarro sus diputados en el Congreso. José Javier Esparza, presidente de UPN, habla de traición y deslealtad de los populares y de náusea por transfuguismo tan escandaloso. En un ejercicio de contorsionismo, Adanero y Sayas se pasan al PP, pero no se afilian. Mantienen los escaños de UPN, pero Adanero en simultáneo es candidato del PP a la Alcaldía de Pamplona. Los tránsfugas fueron presentados por el coordinador nacional del PP Elías Bendodo como incorporación de talento y prueba de que el PP es un partido "en el que no se pregunta a nadie de dónde viene". Que el transfuguismo sea corrupción política se lo pasó por alto el dirigente andaluz, entre sonrisas y carraspeos.

El estrellato de Gallardo, Adanero y Sayas empieza en Murcia. En marzo de 2021, PSOE y Cs montan una operación para echar al presidente López Miras. La moción de censura la salva el PP fichando a varios tránsfugas de Ciudadanos y abandonando el pacto antitransfuguismo. Otra moción de censura fracasa en Castilla y León, porque Ciudadanos vota por la continuidad del PP. A pesar de la lealtad de Cs, Mañueco convoca autonómicas en febrero de 2022, en busca de mayoría absoluta. En vísperas de esas elecciones se vota en el Congreso la Reforma Laboral y el PP compra el favor de los dos diputados de UPN, para que voten lo contrario a lo decidido por su partido. Y en Castilla y León no salen las cuentas y Mañueco cambia al socio moderado Igea por el indocumentado Gallardo.

Y así llegamos al momento señorito, como en una tragedia grotesca de Arniches. Francisco Umbral escribió un artículo antológico titulado Los señoritos hace 45 años. Con una doble mirada. "La revolución nacional sindicalista [ideología de la Dictadura] dijo que iba a acabar con los señoritos, pero sólo acabó con los caballos… El señorito español anda un poco perdido y cualquier día se sube otra vez al caballo y se viene a la guerra democrática para pararla". En eso estamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios