HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La otra orilla

Javier RODRÍGUEZ

Meteorología política

Puestos a jugar a los vaticinios, hagámoslo con cierto criterio y, aunque avanzar el futuro siempre implica un riesgo de equivocarse, aprendamos de la meteorología a predecir lluvia, frío o sol observando la deriva de ciclones y anticiclones.

¿Qué hará y qué no hará el Gobierno PSOE-UP en la presente legislatura? Creo que observar las altas presiones que ofrecen el Banco Mundial, el Foro de Davos, el FMI… nos permite adelantar que el Gobierno no va a nacionalizar la banca, la vivienda o las tierras. Nada de expropiaciones ni de erradicación de la propiedad privada, ni siquiera para acabar con los graves problemas de vivienda de tantas personas, para compensar el millonario rescate bancario que hizo Rajoy o para distribuir "la tierra para quien la trabaje". Relájense a la derecha y reduzcan sus expectativas a la izquierda, en lo económico este Gobierno seguirá los dictados neoliberales de la Unión Europea y los tiempos que corren.

Sin embargo los fuertes vientos que parece que soplan en todo lo referido a la Crisis Climática hacen intuir que el Gobierno tomará medidas al respecto, aunque está por ver que estas se queden en mero maquillaje, con mucho greenwashing y mucha fanfarria o sean medidas de calado que reviertan de verdad las emisiones de gases de efecto invernadero, aunque esto toque los intereses de industrias petroleras, eléctricas, de la automoción…

Las bajas presiones que ofrece a estas alturas el movimiento antimilitarista nos hacen predecir que no habrá, ni de lejos, un proceso de desmantelamiento del ejército, ni una salida de la OTAN ni de la participación en conflictos armados en las que nuestros militares están presentes. Ni siquiera, en los primeros días de gobierno de coalición, han dado muestras de querer acabar con el comercio de armas con países que no respetan los Derechos Humanos.

No habrá apertura de fronteras ni un cambio radical en la política migratoria, a lo sumo se cambiarán concertinas por otro sistema más estético y se pondrán en marcha alguna medida de integración que puede que incluso esté bien.

Alguna mejora en la protección social, algún guiño más a la clase obrera y al movimiento feminista, una reforma educativa sin consenso que será derogada por el próximo Gobierno de derechas y poco más: la Policía seguirá dando palos en las manifestaciones, nada de III República, nada de reforma penitenciaria, la Semana Santa seguirá celebrándose...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios