Oferta de empleo Mercadona busca candidatos para 28 puestos de trabajo en la provincia de Huelva

La otra orilla

Javier Rodríguez

Lecciones de los camioneros

Cuando la clase trabajadora se organiza frente a los abusos empiezan en seguida a ponerse soluciones

El paro del transporte de mercancías por carretera nos deja valiosas lecciones que sería importante no pasar por alto: la primera es sobre la capacidad de movilización y de reivindicación de los trabajadores, frente al "no sirve de nada protestar" los camioneros han demostrado lo contrario. Cuando la clase trabajadora se organiza frente a los abusos y demuestra que es ella la que mueve el país y no las grandes fortunas, empiezan en seguida a ponerse soluciones, aunque sean remiendos.

Otra cosa que ha puesto en evidencia, aunque fuera de sobra conocida, es que la "uberización" de la economía no sólo afecta a repartidores en bicicleta: durante años se ha obligado a los camioneros a que, para poder trabajar, muchas veces para un único empleador, se compren su camión, afronten todos los gastos que su actividad acarrea y se den de alta como autónomos para poder facturar el trabajo que hacen para su jefe. Al cabo del tiempo el romanticismo del "emprendimiento" y el sueño del ascenso social se desmoronan y estos trabajadores se encuentran con que, después de tirarse días o semanas fuera de casa, se ponen a echar cuentas y han perdido dinero, cosa que no le pasa a quien les contrata, que se ha asegurado de externalizar los riesgos y asegurar las ganancias.

También se ha puesto en evidencia que no nos gusta tanto lo del libre mercado, porque libre mercado es lo anterior, libre mercado es la competencia leal o desleal entre compañeros de profesión que se ven obligados a tirar los precios si quieren trabajar, libre mercado es no tener sindicatos que nos defiendan, libre mercado es la escalada desmedida de los precios del carburante (y también del gas, de la electricidad…) y que cuando nos damos cuenta de que no nos gusta tanto el libre mercado acudimos al Estado a que ponga orden en todo eso.

Se pone en evidencia que las organizaciones sindicales y obreras tradicionales no han conectado con este problema, no han sabido o no han podido canalizar las reivindicaciones de los camioneros y que ese hueco lo saben ocupar perfectamente, aunque en el fondo el problema no les importa nada, organizaciones de extrema derecha. Que la factura de esta crisis la volveremos a pagar los ciudadanos mientras las grandes fortunas seguirán viendo crecer sus beneficios y que las implicaciones que tiene la tan publicitada transición energética en sectores como este afectarán más a quien menos tiene.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios