Aunque el presidente de los EEUU no esté por ello, lo del cambio climático es algo que salta a la vista. Vamos, que es cierto. Este señor se pone en contra de muchas cosas que no nos importarían si no fuera porque muchas de ellas, muchísimas, nos atañen a nosotros. Ahora le ha dado por subir la tasa de defensa en la OTAN, sigue emperrado en la valla fronteriza con México y por si fuera poco sube los impuestos para la aceituna española, que como decía aquel anuncio de la tele, la aceituna española "es buena como ninguna". Esperemos que estas calenturas de verano se diluyan de alguna forma y sean calores del estío.

No me negarán ustedes que este verano se va retrasando un poco en cuestiones de fuertes olas de calor. Pero no se preocupen: "El verano no se lo come nadie". Lo que sí es cierto, y pensemos de nuevo en el cambio climático, es que la estación del estío se va retrasando cada año más y ya estamos casi a un mes. Total, que tendremos buen tiempo hasta octubre.

Yo recuerdo que de joven el verano oficial comenzaba el día de la Virgen del Carmen y a decrecer el día de la Virgen de agosto. Era un decir, pues para Huelva el verano siempre ha durado tres meses enteros.

La vida en estos meses se ralentiza, en el plano oficial también, con las vacaciones y en el ambiente festivo que en todos los pueblos se abre en periodos que invitan al descanso, al turismo y a la lectura.

Julio se abrió con la visita de la fragata Cristóbal Colón, a la que el alcalde de Palos de la Frontera ofreció la bandera de combate en una ceremonia emotiva y llena de sentimientos patrióticos que buena falta están haciendo en esta bajamar de valores actuales en muchos aspectos. Y julio termina, en lo oficial, con el nombramiento de una nueva subdelegada del Gobierno para la provincia, Manuela Parralo, bien conocida nuestra y que dejó en su anterior etapa política como vicepresidenta de la Diputación una amplia y valiosa estela de trabajo, al igual que en el Ayuntamiento y otros estamentos.

Y vayamos ya cogiendo el ritmo deportivo con la Semana Náutica Internacional del Real Club Marítimo de Huelva, el gran evento de estos días, y ponernos a punto para las celebraciones colombinas que nos avisan del gran acto rabideño del 3 de agosto que evoca la partida de las Carabelas.

Las noches del estío están abiertas a los grandes y pequeños espectáculos. Vamos a aprovecharlos, desde el Foro Iberoamericano de la Rábida hasta el Mosquito en Punta Umbría, que todo vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios