Jueves Santo. La liturgia es una primavera de fe. Jesús en la Eucaristía preside en los altares en la luz de amor que es el Sagrario. Hoy todo tiene un color distinto en el centro de una Semana de Pasión, dolorosa, que nos hace meditar sobre la verdad de quien pasó por el mundo ofreciendo su propia vida por nosotros.

Al compás de las marchas procesionales las imágenes más queridas de nuestra tradición cofrade irán desfilando por las calles en esos altares con vida que caminan al son de un tambor y a impulsos de sentimientos que forman parte de nuestra vida.

Desde por la mañana los corazones tienen un ritmo nuevo en la celebración eucarística, luego los cultos, propios del día, dan paso al cumplimiento de una devoción que es punto central de la fe. Ya en el atardecer las hermandades esperadas por el pueblo salen a la calle en el esplendor de una espera reforzada cada año en su espíritu religioso.

La música se hace hoy un arte único para expresar la belleza de unos momentos en el año, al ver a nuestras cofradías entre el respeto, el cariño y la devoción de miles de personas que se identifican con la celebración.

Este año Huelva ha sentido la alegría de comprobar el arraigo de la juventud que une arte y devoción a través de la música. La Esperanza y La Concepción abrieron sus puertas y dieron abrigo a un grupo de jóvenes que bajo el nombre de Orquesta Colombina Onubense dieron su entrega y su aportación musical en unas interpretaciones que ya quedan para la historia de nuestra Semana Santa.

Ha sido esta Cuaresma muy especial en el sentimiento artístico, ya que han sido numerosas bandas las que han actuado en templos y escenarios, poniendo en alto esa bandera cofrade que nuestra ciudad levanta a impulsos de costaleros con pasión por la música.

Nuestra felicitación y agradecimiento a los directores de esos conjuntos, desde la profesionalidad de nuestra Sinfónica Municipal de Huelva bajo la dirección experta y magistral de Francisco Navarro, hasta la más nueva, a cargo de la juventud y valer artístico de Pablo Rodríguez en la Orquesta Colombina Onubense. Todas ellas han sido pregoneras de una Semana Mayor, que hoy, Jueves Santo, pondrá un clima de emociones cuando la marcha Amarguras de Font de Anta, deje elevar a los cielos todo el sentir de un pueblo, ante la mirada triste y hermosa de una dolorosa que siguiendo al Señor de la Oración, ponga también otra oración musical en el año en que se cumple el centenario de su estreno.

Jueves Santo. Dios está aquí, en los altares, hecho Eucaristía. Huelva, reza, medita, calla. Todo el silencio se ha hecho Amor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios