En directo Los fallecidos eran "tres buenos estudiantes con vocación social"

Dogmas

Quienes creen que el aborto es un crimen, ¿han hablado alguna vez con una mujer sudamericana que trabaja cuidando ancianos?

El aborto es un crimen" es una frase que tiene 3.070.000 resultados de búsqueda en Google. "Terrorismo machista" tiene 758.000 resultados. Por supuesto, no todos esos resultados conducen a páginas donde se defiendan esas dos ideas. En muchos casos, esas frases se citan para ser refutadas o discutidas (o sometidas a toda clase de burlas). Pero se mire como se mire, son muchísimos resultados de búsqueda, lo que indica que estas dos frases se han convertido en conceptos que cuentan con muchísimos seguidores y que de un modo u otro se han impuesto en la discusión pública. El problema es que se trata de conceptos que resumen de forma escandalosamente simplista cuestiones que son muy complejas y que de ninguna manera se pueden entender a base de clichés propagandísticos. He elegido estos dos conceptos -hay muchísimos más circulando por ahí- porque estos días han circulado con profusión.

Es iluso pensar que nuestra época es la única en simplificar las cosas hasta extremos absurdos, pero ahora tenemos unas herramientas masivas de difusión que lo cambian todo. Con Twitter y Facebook y Whatsapp y Tiktok, conceptos que antes tardaban muchísimo en instalarse en eso que Jung llamaba el inconsciente colectivo, ahora se expanden a una velocidad vertiginosa y se van infiltrando en nuestra mente.

Y estamos hablando de conceptos que requerirían debates muy serios, pero que ahora se ventilan con fórmulas eficacísimas pero engañosas. Fórmulas que engañan más que iluminan, y que en el fondo buscan soluciones sencillas a problemas muy complejos (populismo moral, podríamos llamarlo).

Quienes creen que el aborto es un crimen, ¿han hablado alguna vez con una mujer sudamericana que trabaja cuidando ancianos, tal vez en su propia casa? ¿Le han preguntado cuántos hijos tiene? ¿Y dónde están esos hijos? ¿Y a qué edad los tuvo? ¿Y en qué circunstancias? ¿Hubo violaciones por parte de padrastros o vecinos o novios? Y a quienes hablan de "terrorismo machista", comparando las horribles agresiones de hombres contra mujeres con las técnicas asesinas de Al Qaeda o ETA, ¿se les ha ocurrido pensar que las cosas son mucho más enrevesadas? ¿Han caído en la cuenta de que también intervienen otros elementos además del machismo, cosas como las drogas, el alcohol, las patologías mentales? Todo es muy complejo, sí, muy complejo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios